Zama, una película para reinventar el pasado

Cine Por
La última película de Lucrecia Martel adapta la novela de Antonio Di Benedetto sobre un funcionario de la Corona Española en un puesto fronterizo del Paraguay del siglo XVIII.
ZAMA-pelicula
ZAMA-pelicula
Trailer oficial

Zama, la nueva película de la directora argentina Lucrecia Martel (Salta, 1966), adaptación de una novela homónima de su compatriota Antonio Di Benedetto, arranca con Diego de Zama oteando el horizonte desde la orilla de un río en el que el agua parece estancada. Espera la carta del Rey que dé por finalizada su labor al servicio de la Corona Española en un puesto fronterizo del Paraguay. Pero la carta no llega y el deseo de partir y reencontrarse con su familia, con su mujer y sus hijos, va royendo sus entrañas. Sin embargo, Zama no puede mostrar su desesperación pues cualquier desliz ante sus superiores significaría su caída en desgracia, aunque los propios mecanismos de la burocracia parecen ya de partida conjurados contra él. "El protagonista es muy consciente de su deseo y de la frustración que le provoca no poder alcanzarlo y por eso el libro me parece muy femenino", asegura Martel. 

Algunas decisiones adoptadas por la directora, sobre todo en relación al vestuario y a la banda sonora, sitúan la película en un lugar un tanto excéntrico, alejado de la representación clásica del pasado. "El tiempo en el cine es muy raro", asegura Martel. "La película está rodada hoy, el libro se publicó en los 50 y la historia está ambientada a finales del XVIII. Entonces, ¿cuál es el tiempo de la película si todos estos momentos están mediando a la vez? En la ficción el tiempo es tan difícil de aprehender que te avala a la hora de crear". 

Consultada sobre como fue el rodaje y ante una pregunta de si la ambientación de la película no da cierta sensación de irrealidad…, la directora respondió: "El tiempo en el cine es muy raro. La película se ha filmado hoy, el libro se publicó en el 57 y los acontecimientos que narra tuvieron lugar a finales del siglo XVIII. Entonces, ¿cuál es el tiempo de esta película si están todos esos momentos mediando? En una película el tiempo es tan irregular que te avala a la hora de crear algo. Por ejemplo, utilicé en la película la música de un dúo brasileño de los años 50 que encontré en Youtube, Los indios Tabajaras. Ellos fueron muy famosos en Mendoza, donde vivió Antonio Di Benedetto. Esto me hace pensar que el escritor los escuchó muchas veces. Pero no hilé todas estas cosas hasta que un guitarrista que conocimos en el estreno en Nueva York, que había sido alumno de una hija natural de un indio Tabajara, nos contó toda la historia del grupo. Yo tomé la decisión por una cuestión estética, pero al final todo cuadró".

"Para mí era imprescindible crear un mundo que no se correspondiera a ese pasado, o a esa historia oficial del pasado, que todos tenemos en la cabeza". aseguró la directora que confirma la hipótesis de que cuando se quiere que la película no sea heroica y que la tragedia se suceda sin solemnidad, se logra como en Zama.

Te puede interesar

google-site-verification: google5fe333d7a5080da2.html