Darío Fo ¿esencialmente un comediante?

A Darío Fo lo ignoraron desde la literatura hasta la obtención del premio Nobel pero su logros alcanzan el éxito con la dramaturgia.
Ver galería DARIO FO3
1 / 3 - DARIO FO3

(San Giano, 1926) Dramaturgo y actor italiano, fue Ignorado por la historia de la literatura o mencionado lateralmente, hasta la obtención del premio Nobel en el año 1997. Las obras de este autor aparecen disimuladas por su actividad como uno de los más completos hombres de teatro de su país. De hecho, para muchos críticos, Fo fue esencialmente un comediante. Sin embargo, este excelente intérprete y director escénico supo fundir con enorme habilidad diversas tradiciones textuales: el humor de las vanguardias, la comicidad de la commedia dell´arte y la sátira política. Una de sus obras maestras, Misterio bufo (1969), un conjunto de monólogos contra la sociedad y la Iglesia, contiene las claves de su magisterio teatral en toda Europa. Cada secuencia está tramada con un ritmo y una tensión dramática y cómica preestablecidas, a las que la improvisación se debe ajustar.

Cursó estudios en la Academia de Bellas Artes de Milán, y tras abandonarla comenzó a actuar con un grupo de teatro a partir de 1950. Especialista en teatro callejero y bufo, más cercano al juglar medieval que al teatro de cámara. Desde 1951 escribió obras satíricas para la radio y la televisión, algún tiempo antes de partir hacia Roma, donde trabajaría como guionista entre 1955 a 1958.

Creó, junto a su esposa, la actriz Franca Rame, su propio grupo de teatro, la Compagnia Dario Fo-Franca Rame (1959-1968). Sus sátiras breves para el programa de variedades de televisión Canzonissima solían ser censuradas, y por eso en 1963 volvieron al trabajo teatral, formando Nuova Scena en 1968, una cooperativa teatral asociada al Partido Comunista. Debido a algunos desacuerdos políticos con el partido los llevaron en 1970 a establecer un nuevo grupo,Il Collettivo Teatrale La Comune, en Milán.

Lo cierto es que su pasión por le teatro y su compromiso social fueron ninguneados durante décadas en su tierra natal por considerarlo "poco intelectual" por el tenor humorístico de sus obras. Cuestión esta que sería revertida cuando la Academia le entrega un Premio Nobel, que recibió el en 1997, ocasión en que La Academia Real Sueca indicó que el dramaturgo y actor, boicoteado por el gobierno italiano durante casi dos décadas, se hizo acreedor al galardón “porque siguiendo la tradición de los trovadores medievales criticó al poder y restauró la dignidad de los humillados”.

Entre sus obras más destacadas aparecen: Gli arcangeli non giocano a flipper (Los arcángeles no juegan a las máquinas de video, 1959), y ¡Aquí no paga nadie! (1974).

Otra de sus obras más representadas, Morte accidentale di un anarchico (Muerte accidental de un anarquista -1971), esrenada en Milán por el colectivo La Comune, corroboró la percepción que Fo tiene de sí mismo: un juglar decididamente subversivo. Las consecuencias de sus posiciones políticas no fueron agradables: su mujer, Franca Rame, fue secuestrada por grupos fascistas y el Vaticano lo calificó de bufón, opinión que mantuvo incluso después del galardón sueco.

Distanciado del Partido Comunista a partir de los años 1980, estrenó Trompetas y frambuesas y Escarnio del miedo en 1981, inspirada en el secuestro de Aldo Moro. Cinco años más tarde de recibir el Premio Nobel apareció su autobiografía, “El País De Los Muerciélagos” (2002) y su última novela es “Lucrecia Borgia, La Hija Del Papa” escrita apenas un año antes de morir en octubre de 2016.

Te puede interesar

google-site-verification: google5fe333d7a5080da2.html