La odontología en la expresión artística

En obras de arte de siglos anteriores se refleja la preocupación de la época por dar solución a los problemas dentarios.
Ver galería sacamuelas - caravaggio
1 / 3 - sacamuelas - caravaggio

Quizás sea dificil asociar una enfermedad o una rama de la medicina con el arte, pero la preocupación de resolver los problemas de las dentaduras en épocas pasadas se veía reflejada en las obras de los artistas del momento como les demostraré con algunos ejemplos.

Originariamente, de curar los males dentarios se ocupaban los barberos o boticarios del lugar, que, con pocos conocimientos, practicaban la profesión (aún inexistente) en plazas y mercados. Y eso sucedió al menos hasta el siglo XIX que la actividad se torno académica.
Como muestra de esa charlatanería y fama de “matasanos” que tenían en la época los encargados de bregar por una buena salud dental, los artistas reflejaban en sus obras el maltrato y el sufrimiento de los pacientes.

En estas escenas retratadas los hechos se suceden con gracia y mostrando detalles costumbristas que enrtiquecen la obra dándole un toque hasta satírico en algunas de ellas.

En “El sacamuelas” (foto) de Gerrit Van Honthorst (1592-1656) el pintor nos muestra como una platea de gente mira al paciente que denota una cara de dolor ante la postura casi risueña del “sacamuelas” que con una sonrisa parece burlarse del sufrimiento ajeno, mientras un ladronzuelo se aprovecha de la situación para robarse el pato para la cena de la canasta de la señora presente.

El hecho de representar escenas pintorescas quizás sea la huella del gran Caravaggio (Michelangelo Merisi da Caravaggio 1571-1610) marcada entre los pintores españoles y holandeses del siglo XVII que visitaban Roma y que ha quedado muy trascendente con una impronta muy fuerte de sus obras.

Así estos pintores tomaron del maestro la idea de representar escenas populares teñidos de un color irónico, crítico o ironizante representando personajes secundarios que tomaban tanta importancia como los principales.

Un ejemplo de esto que acabo de mencionar se ve reflejado en la pintura “Sacamuelas” (parte inferior de la hoja) atribuida a Caravaggio pero en realidad anónima en la cual se ve un grupo de personas, que como en un espectáculo, miran como un paciente sufriente es tratado por el boticario

La misma escena se repite en la obra (parte superior de la hoja) llamada “Un barbero sacando una muela” del holandés Adriaen Van Ostade (1610-1685) en la que vemos en un gran salón en donde trabajaba el barbero a un grupo de personas que son testigos del tratamiento odontológico al que es sometida una persona. En el grupo podemos ver como una mujer sentada junto al paciente tiene las manos entrecruzadas como rezando para aliviar el dolor del familiar o conocido sufriente.
Como pudimos ver, la dolorosa atención en la salud dental no es una problemática de hoy, lo fue siempre y sobretodo el sufrimiento que le genera a las personas que deben hacerse atender por un odontólogo.

Afortunadamente vivimos en la época en donde la medicina bucal se ha desarrollado de una manera fantástica y el dolor que sufrimos hoy ya no es como era entonces y tal vez por ello dejó de ser motivo de inspiración para los artistas actuales.

Te puede interesar

google-site-verification: google5fe333d7a5080da2.html