Los ojos amarillos del diablo

“Los ojos amarillos del diablo” una nueva novela de Marcelo Mermoz y es él mismo quien nos la cuenta...
Los ojos amarillos del diablo
Los ojos amarillos del diablo

Si algo nos caracteriza como especie, al género humano, es la capacidad para salir a flote en cualquier circunstancia, tiempo y lugar. El ser humano es el que le da nombre a la resciliencia, que es la capacidad de transformar de algún hecho negativo la potencialidad transformadora.

Somos la especie con mayor éxito evolutivo sobre la faz de La Tierra, como resultado de dos estrategias: la capacidad para crear herramientas, y la capacidad de soñar. Está claro que la posibilidad de contar con herramientas específicas, nos permite colonizar, conquistar y habitar los medios más adversos, y por la capacidad de soñar, contamos con el don de proyectarnos más allá de nuestro actual modo de vida, y proyectarnos, permite que nos rebelemos contra lo establecido y lo “esperable”.

Sin embargo, dichas capacidades no son gratuitas, arrastramos nuestro origen animal, nuestros miedos, nuestras frustraciones como los presos de antaño llevaban grilletes,

Esa contracara, ese lado animal, el Mr. Hyde de cada uno, permanece agazapado a la espera de cualquier circunstancia o momento que funcione a manera de disparador. ¿Es eso lo que parece insinuar “Los ojos amarillos del diablo?, ¿la bestia encerrada en un hombre y cómo influye en la historia de cada personaje?, ¿o la soledad y los miedos de cada uno que confluyen en un único infierno?

El lado oscuro del hombre potenciado por el aislamiento y un entorno que se manifiesta hostil.

Apelando a un sueño, a un mito de varias culturas originarias y a las ideas disparadas por la geografía oscura de algunos lugares de Buenos Aires, surgio este relato de personajes empujados a experimentar sus miedos en una situación extrema. Cada uno de ellos arrastra su propia historia de vida.

¿Trata de todo eso, o de nada en particular?

No importa, escribir es una experiencia lúdica y placentera, y si algo nos caracteriza, es que aprendemos jugando.

Comencé la narración como un juego, y pretendo aprender a escribir.

Este es mi juego, te invito lector a sumarte a él.

Te puede interesar

google-site-verification: google5fe333d7a5080da2.html