Una historia siniestra en la "cidade maravilhosa"

Arquitectura Por
Un castillo en pleno Río de Janeiro esconde en sus paredes una historia oscura que aún muchos de los caminantes de la zona desconocen.
Ver galería castelinho2
1 / 4 - Castelinho- Rio de Janeiro

El pintoresco Castelinho de Flamengo, una construcción de 1916-18, en la esquina de la calle Praia do Flamengo y Dois de Dezembro, fue proyectado para servir como residencia al propietario Joaquim da Silva Cardoso y a su esposa, D. Carolina.

Los planos fueron firmados por el ingeniero Francisco dos Santos, pero el proyecto original es de autoría del arquitecto italiano Gino Copede.

La constructora Silva Cardoso, fundada en 1888, era una de las más prósperas de Río de Janeiro, y fue la responsable de gran parte de las edificaciones de las familias tradicionales de la ciudad, muchas de las cuales observan un estilo arquitectónico ecléctico.

En 1983, el escritor Pedro Nava, entonces presidente del Consejo Municipal de Protección del Patrimonio Cultural, en la gestión del intendente Julio Coutinho, aprobó la declaración de patrimonio cultural del famoso edificio situado en Praia do Flamengo nº 158 para poder iniciar en 1989, una restauración del mismo.
El Castillo fue entreguedo a la comuna en 1992, quien dispuso la construcción de un centro cultural llamado Oduvaldo Viana Filho que contiene una filmoteca con cerca de 750 títulos en su acervo.
El edificio hoy en día cuenta con un pequeño auditorio para 40 lugares, 3 pequeñas galerias para exposiciones y 3 salas para debates y oficinas. Hay tambiém computadores para acceso gratuito a Internet.

Una breve historia de su arquitectura y del estilo de la casa.

Es una edificación ecléctica, de estilo italiano, mezcla elementos de diversos estilos de épocas diferenciadas, tales como el art-nouveau, el barroco, el renacimiento y el neo-gótico francês, formando el popular “estilo castillo”.

La planta baja tiene cuatro entradas: un noble , una forma más íntima y dos de servicio . La entrada principal se caracteriza por la forma de la rotonda, bajo la torreta , y es precedida por movimientos circulares tres peldaños de piedra

Llama la atención el alto nivel de materiales en estos espacios de acabado: cristales biselados, boiserie, techos y adornos de estuco.

El portón de entrada ricamente trabajado tiene motivos art noveau con formas de mariposa, y una vez traspasado lleva a un pequeño hall, que se une en la izquierda, a una sala; al frente con un vestíbulo, y sobre la derecha a una oficina. Los lavabos en los niveles de escalera, aprovechando el ático de los pisos altos, todavía tienen sus paredes cubiertas con cerámica vidriada de entonces.

Historias de terror

Hasta aquí sólo hemos contado la historia de la construcción y algunas de sus características, pero que tiene de extraño este castillo por el cual los pobladores de Río de Janeiro temen pasar por ahí.
Años después de la muerte de sus moradores origanrios, el atrayente edificio se tornó la morada de Avelino Fernandes, su esposa Dona Rosalina Feu Fernandes y su hija Maria de Lourdes Feu Fernandes. Aqui comienza el misterio, el terror, la leyenda...
Diferentes relatos indican que el señor Fernandes y su esposa murieron en 1932 atropellados justo en frente al Castillo. Maria de Lourdes, hija de la familia, pasó a ser criada por un tutor que la maltrató desde siempre inclusive secuestrándola y encerrándola en la torre del castillo.
La historia continúa y según las diferentes versiones que coinciden cuando María de Lourdes murió, su espíritu nunca se fue del lugar quedándose para asustar a sus moradores y lograr una venganza con su tutor.
Entretanto, muchas personas no consi guen estar cerca del castillo alegando que siempre ven y escuchan cosas muy raras. Algunas de ellas hasta afiorman haber sentido toques en sus cuerpos durante las noches sin que hubiese nadie a su alrededor.

No son pocos los que dicen que el Castillo de Flamengo está maldito hasta hoy en día. Por que con la muerte de sus dueños la posesión del edificio quedo atrapada en una maraña burocrática y jurídica dificil de resolver, y por cuenta de ello el edificio pasó a ser tomado por la gente que vive en la calle, en diferentes ocasiones, hasta que el municipio logró que se destrabara la posesión.

En 2010 el castillo de Flamengo fue tema de discusión de un famoso programa televisivo de Brasil llamado “Detective virtual” para tratar de descubrir los hechos extraños que allí acontecían.

Te puede interesar

google-site-verification: google5fe333d7a5080da2.html