Historia del Priorato de Sión

La historia de las órdenes cerradas siempre es tema de curiosidad para los historiadores que intentan probar la existencia de todas las logias y sus secretos bien guardados.
Ver galería medalla priorato_opt
1 / 3 - medalla priorato

Gracias al libro «El Código da Vinci» de Dan Brown millones de personas conocen la conspiración en torno a una sociedad secreta: el Priorato de Sión, ligada al supuesto linaje de Jesucristo, Pero veamos cuál es la historia de este grupo que se jacta de tener el secreto del cristianismo.

En 1152 un pequeño contingente procedente de la Abadía de Nuestra Señora del Monte de Sión acompañó al rey francés Luis VII de vuelta a Francia luego de la Segunda Cruzada, este pequeño grupo fue alojado en el «pequeño priorato del Monte de Sión», en las cercanías de Saint-Jean Lanc, a las afueras de Orleans. De acuerdo con los documentos del priorato, este fue el inicio de la orden secreta que comenzó a ser conocida como Priorato de Sión.

Los Caballeros Templarios y el Priorato de Sión actuaron conjuntamente hasta que una contraorden dio como resultado una escisión oficial entre las dos Órdenes en Guisors, Normandía, en 1188, conocida como la «Tala del Olmo».

Los Dossiers Secretos afirman que, después de que se cortaran las relaciones entre ambas Órdenes, los Caballeros Templarios siguieron actuando públicamente, ganando importancia con sus propios Grandes Maestres independientes hasta su disolución final en 1307.

Mientras tanto se dice que el Priorato de Sión había pasado a la clandestinadad ya en aquel momento, adoptando el nombre alter nativo de Orden de la Rosa-Cruz Ventas, también llamado en clave “Ormus”, de la palabra francesa «orme», que significa «olmo». Indirectamente, este fue el origen del movimiento esotérico que emergería posteriormente en la historia de Europa con el nombre de Rosacrucismo.

Los Grandes Maestres del clandestino Priorato de Sión han sido conocidos tradicionalmente como «Nautonniers» o «Navegantes». El primer Navegante oficial del Priorato de Sión fue Jean de Guisors, que estuvo presente en la Tala del Olmo de Guisors y que sirvió desde 1188 hasta su muerte en 1220, bajo el título de Juan II. Los primeros Navegantes del Priorato de Sión parecen haber transmitido su liderazgo por medio de una línea consanguínea familiar, pero más tarde este puesto fue ocupado por algunos de los más influyentes artistas, científicos y mentes creativas de la historia de Europa. Como se reveló en la lista fechada en 1956 contenida en los Dossiers Secrets y copiada en toda su extensión en el libro “El secreto de la meseta de Somuncura” de José Francisco Sánchez, bajo la entrada titulada Grandes Maestres del Priorato de Sión. Muchas personas distinguidas ocuparon este puesto, incluidos Leonardo da Vinci, Isaac Newton, Víctor Hugo y Jean Cocteau, quien se cree que lo desempeñó desde 1918 a 1963.

No está claro con exactitud quién se convirtió en el Navegante del Priorato de Sión a la muerte de Jean Cocteau en 1963, pero el título recayó finalmente en Pierre Plantard, quien sirvió como principal enlace público de la sociedad hasta su renuncia en 1984. Durante su etapa como Navegante, Plantard fue la principal fuente de información en la que se basó el Best Seller “El enigma sagrado”, que, en 1983, reanimó la atención de todo el mundo de habla inglesa sobre la historia del Priorato de Sión.

Para preparar este libro, los coautores Michael Baigent, hard Leigh y Heniy Lincoln pasaron años rastreando y analizando las genealogías, los códigos secretos y la historia de la sociedad secreta que les fue inoculada por medio de la estratégica revelación de documentos arcanos y de entrevistas cara a cara, les condujo a una persecución a través de los últimos mil años de la historia y las intrigas políticas europeas.

En última instancia, el trío nunca ha llegado a descubrir cuál era el auténtico propósito del Priorato de Sión. La restauración de la monarquía merovingia en el trono de Francia estaba colocada muy arriba de la lista de prioridades de Plantard, pero también lo estaba la concreción de unos económicos y políticos Estados Unidos de Europa, que se ha hecho en gran parte realidad con la llegada de la Unión Europea y con la implantación del euro en lugar de las monedas locales. Por tanto, a falta de cualquier concluyente declaración intenciones, Baigent, Leigh y Lincoln desarrollaron por sí mismos la revolucionaria teoría de que la línea de sangre merovingia podría representar los vestigios de un linaje proviniente de la descendencia de Jesús y María Magdalena quien, según se cree, se refugió en Francia tras la Crucifixión) y que el propósito del Priorato de Sión era, de hecho, salvaguardar este sagrado linaje. A pesar del hecho de que el mismo Pierre Plantard nunca confirmó o desmintió realmente esta teoría, se han producido docenas de libros durante los años veinte años que exploran la posibilidad de que el linaje Jesús y María Magdalena haya tenido continuidad dentro los lazos de sangre de las familias aristocráticas europeas.

El Priorato de Sion (en francés: Prieuré de Sion) es el nombre dado a una organización fraternal fundada por Pierre Plantard el 20 de julio de 1956, según consta en el Boletín Oficial de la República Francesa número 167, página 6731; caracterizándose por sus tintes rosacrucianos modernos. En la década de los sesenta Plantard creó un trasfondo histórico ficticio para esta organización, que describió como una sociedad secreta fundada por Godofredo de Bouillon en el Monte Sión en el Reino de Jerusalén en 1099, y que tiene por propósito la instauración de un linaje secreto de la dinastía merovingia en los tronos de Francia y el resto de Europa. Posteriormente el mito sería ampliado y popularizado por el libro pseudohistórico “El enigma sagrado” en 1982, y más tarde fue descrito como un hecho en el prefacio de la novela “El Código Da Vinci” en 2003.

El Priorato de Sion ha sido descrito como uno de los grandes fraudes históricos del siglo XX. Algunos escépticos han expresado preocupación por la proliferación y popularidad de los libros, sitios web y películas inspiradas por este engaño que han contribuido al problema de las teorías de conspiración, pseudohistorias
y otras confusiones cada vez más habituales. Otros han expresado preocupación por la ideología reaccionaria romántica promovida por estas obras.

Los partidarios más cercanos a la idea de la existencia real del Priorato, se basan en los siguientes argumentos:

1. Hay una lista de Grandes Maestres ilustres. Ello indicaría que la Orden de Sion tendría una larga historia que comenzaría con la creación de los Caballeros Templarios y sus frentes militar y financiero.
No obstante, esta lista se basa en un documento reconocidamente falso.

2. Se dice que tuvo un importante papel en la promoción del mito del “río oculto de esoterismo”, el Alph, en la Europa medieval.

3. Se jura reinstaurar la dinastía Merovingia, que gobernó el reino Franco de 447 a 751 d.C., en los tronos de Europa y Jerusalén.
A pesar de no quedar ni un sólo descendiente acreditado de tal dinastía.

4. La orden protegería a esta dinastía real porque según la doctrina de la orden, la dinastía Merovingia serían los supuestos descendientes directos de Jesús y su supuesta esposa María Magdalena.

Sin embargo estudios genéticos realizados en el año 2006, el programa Buscando la verdad (Digging for the Truth) del canal de televisión The History Channel, realizó un análisis genético de Aragunde, una de las primeras reinas merovingias; con el fin de probar o descartar que el linaje desciende de Jesús o María Magdalena. El resultado del análisis concluyó que el origen del linaje de la dinastía merovingia era sólo europeo, y no estaba relacionado genéticamente con ninguna de las poblaciones del Oriente Medio; lo cual descarta que sea real la leyenda francesa sobre la supuesta descendencia de Jesús y María Magdalena, que claramente eran judíos.

Este detalle hace que la cadena genética hebrea se distinga por sobre la occidental con diferencias basadas en alimentaciones, clima y antecesores que no son compatibles con las europeas.

Mitos, rumores, verdades desmentidas, falsedades comprobadas, todo puede pasar en medio de las historias que surgen en torno al Priorato de Sión, que cada día más da material para películas y libros.

Fuentes: “El enigma sagrado” Michael Baigent, R Leigh
El secreto de la meseta de Somuncura” de José Francisco Sánchez

Te puede interesar

google-site-verification: google5fe333d7a5080da2.html