Marisa Busker: "Ser performer es una decisión"

ENTREVISTA SEMANAL: En el mundo de las múltiples disciplinas artísticas (danza-teatro-música) existe una expresión globalizadora que Marisa Busker, investigadora, docente y performer conoce y enseña muy bien.
Ver galería Beya4
1 / 3 - Beya4

En el mundo de las múltiples disciplinas artísticas (danzateatro-música) existe una expresión globalizadora que Marisa Busker, investigadora, docente y performer conoce y enseña muy bien.

¿Qué significa ser una performer?

MB: Es una decisión, una necesidad que implica tener al cuerpo en un cierto estado permanentemente, a veces con mucha más exigencia que otras, depende de la actividad que se esté desarrollando. Y por qué digo que es una decisión: significa tocar ciertos aspectos del cuerpo que van en profundo al realizar acciones precisas. A mí me importa hacerlo porque vivo mejor. Es importante, por ejemplo, usar el sistema vocal a cierto potencial, entrenándolo desde los resonadores –que ayudan a construirlo- y abordar a la voz preconceptual. La conformación del sistema vocal en esta dirección -una columna en vertical dentro del cuerpo- da por resultado una voz potente y rica. La voz preconceptual -ademásse concibe con ciertos rasgos en el entrenamiento del cuerpo que toca lo que llamo La Caja de la Memoria. Esta voz está directamente vinculada con el sistema nervioso central y no se los puede divorciar, se tocan. Es así que cuando uno hace un gesto, la voz está implicada aunque no se la pronuncie. Somos seres comunicacionales. El performer tiene que ver con la pulsión-impulsotempo/ ritmo

¿El concepto de performer es igual en Alemania, España. (en Europa) que en Argentina o existe culturalmente alguna diferencia que le otorgue al performer una impronta latina?

MB: Este performer que yo concibo está en todas partes del planeta, no importa la nacionalidad. Pero también es cierto que la palabra performer está usada con diversidad de acepciones, a veces hasta manoseada. Yo hablo de un performer antiguo y es más viejo que la Tierra misma. ¿Impronta latina? cada performer dependerá de su Caja de la Memoria, de sus necesidades más elementales. Es cierto que si se explotara esta figura del performer, le daría a las personas mayor solidez en sus quehaceres personales.

¿En tu laboratorio de performer decís que el cuerpo de un performer es aquel que tiene las células de todas las disciplinas? ¿Esto quiere decir que un artista completo que sepa bailar, cantar, y expresarse corporalmente es un performer típico?

MB: En relación a esto de las células de todas las disciplinas, me refiero a una visión transdisciplinar. Las disciplinas, hoy subdivididas en danza-teatro-música, salen del mismo tronco (voz-sistema nervioso central), lo que podría ser un chamán que baila-dice-canta-se encarna en sus personajes.

¿Qué cosas tenés pendientes por hacer pero que aún pensás que no es el momento?

MB: Me siento muy a gusto con todo lo ya realizado que no es poco. Esperé mucho los momentos de maduración de una parte del trabajo para abordar la siguiente. Ahora deseo continuar haciendo lo que hago: obras, transmitir el trabajo e investigar más y más en profundidad. Este es mi momento.

Habiendo vivido en diferentes países del mundo, el hecho de que el laboratorio del performer que realizás lo hayas iniciado en Argentina es por una cuestión de raíces o porque considerás que aquí se puede trabajar desde algún lugar diferente que en Europa?

El performer va con uno, y así el Laboratorio del Performer. Lo comencé a poner a funcionar cuando fui descubriendo su figura. Y ahora es
consciente, aunque muchas veces –reconozco, antes de comenzar esta búsqueda- el performer estaba ahí dentro mío. Nada tiene que ver la Argentina en particular. Ojalá pueda hacerlo entrar a funcionar en las instituciones, y no me importa dónde. Probé muchas cosas en diferentes partes del mundo y tantas veces depende de la voluntad política y del desconocimiento que hay de la importancia de esta figura.
Es un nuevo paradigma en el conocimiento que debiera entrar al mercado, por decirlo de alguna manera. Significa integridad, transculturalidad y transdisciplinariedad. ¿Cómo es posible que no se visibilice? Puede que sea complejo y puede ser también que no se haya
hecho mucho para conformar una metodología de trabajo en torno a él. Yo me ocupé de hacerlo y da resultado. Doy cursos, seminarios, talleres de diferentes niveles y duración. Tengo una demostración de trabajo, obras, libro. Puedo dirigir mis obras y dirigir a otros. Los medios y las instituciones tienen que hacerle espacio. Sería de gran utilidad.

¿La última pregunta que le hago a todos los entrevistados es ¿qué dirá tu epitafio?
MB: “Vale la pena dar batalla…”



  •  

    Marisa Busker estudió el piano en el Conservatorio Sup. de Música "C.Lopez Buchardo"​ (1978-1984) el fagot y percusión de base en el "Sweelinck Conservatorium Amsterdam" (1990-1996) y actualmente estudia un posgrado en Crítica y Difusión de las Artes en la UNA.
    El laboratorio del performer surge luego de viajes e investigación en Holanda (8 años), Dinamarca, India (4 años), Srelanka (1 año), Italia (3 años), Argentina(- hasta 1990 y retorna en 2007 hasta la fecha).

    Realizó un entrenamiento vocal música carnática, yoga, danza baharatha natyam  en India entre los años 1998 y 2002

Te puede interesar

google-site-verification: google5fe333d7a5080da2.html