Esa maldita costumbre de mejorar la ciudad con arte

El programa "Sullair cultura" contempla la contratación de muralistas para mejorar los frentes de las calles del barrio donde se ubica su planta.
Ver galería arte_alfalfa_sirena
1 / 3 - arte_alfalfa_sirena

La empresa Sullair lleva adelante, de la mano de su inspiradora la Lic. Anahí Traba, un complejo programa llamado "Sullair cultura" en el que se incorporan diferente proyectos culturales que abarca distintas ramas del arte como la plástica, el muralismo y la edición literaria, entre otros, con el objetivo primordial de mejorar el barrio y la convivencia de la empresa con el entorno. 

"Aquí convivirán varios mundos: el de los negocios, el de la innovación, el de la tecnología aplicada, el de las ideas. Mundos que tienen algo en común: a los soñadores detrás de cada proyecto, a los hacedores detrás de cada suceso." dice la mentora del programa que es la gerente de marketing de Sullair S.A.

Este último trabajo que se presentó en el barrio es la realización de un mural de una sirena por un artista que se hace llamar "Alfalfa" y a quien se le preguntó  ¿Cómo nace esta sirena? "Desde principios de año estoy trabajando con el tema de los sirénidos: una familia de seres que tienen anatomía en parte humana y en parte de pez. Es una familia bastante extensa. En la versión femenina, están las más conocidas sirenas y las norenas, que son las que tienen torso de pez y piernas de mujer. Los tritones son la versión masculina de las sirenas y los triterpes los de las norenas. Las numancias son quienes nacen de la cruza de una sirena con un marinero. Son seres que tienen sólo la cara de un pez pero el cuerpo humano. A medida que esas estirpes se van mezclando entre peces y personas, los seres se van modificando. Estoy trabajando esa mitología. La pared elegida pertenece a una planta de refrigeración, donde se recepciona y distribuye pescado. La idea de dibujar una sirena fue de la dueña, y coincidió con el bagaje sirénido que yo traía y ya venía trabajando. Se dio una coincidencia perfecta."

Según el artista el proceso fue un consecución de operaciones que empezó con un dibujo en papel  de todas las partes que le interesaban, siempre sobre la foto del muro, "porque se construye la disposición del personaje en base al soporte".  aclara. En este caso un plano muy vertical de seis metros de altura con dos ventanas que complejizan el trabajo. Luego se hace una búsqueda de imágenes en la web para llegar a una especie de pre-boceto armado en photoshop, con referencias y dibujos de otras personas para luego traducirlo al lenguaje de las líneas.

Finalmente se traslada ese boceto a modo silueta o lineal sobre una pared con una cuadrícula. Una vez delimitado el dibujo, el artista empieza a trazar las líneas. Primero una trama de líneas entera y finitas con un gris básico, todo el dibujo. Luego engrosa donde van los oscuros.

La gente que vive en el Barrio y sobretodo los involucrados directos de los frentes intervenidos recibe esto de muy buena gana, con mucho entusiasmo y con respeto "a los vecinos le gusta mucho, sobre todo, que pinten sus paredes." dice el artista.

La empresa a través de la implementación de su progama Sullair cultura, ha intervenido más de 15 frentes en las inmediaciones de su planta ubicada en el barrio de Barracas con la participación de artistas de gran renombre y con la anuencia de los vecinos que toman la iniciativa como algo novedoso y con la buena voluntad de estrechar lazos entre ellos, artistas y la empresa.

Sullair Cultura

Biografía del artista:

 Nicolás Sánchez –Alfalfa– está vinculado con el arte desde hace 20 años. En 2008 apareció Alfalfa, como una identidad que se expresa de forma anónima y pública en simultáneo. Se dedica voluntariamente a embellecer la ciudad. Produce murales con un sentido enigmático y colorida expresión.

Su trabajo se basa en el desarrollo de un imaginario personal y un “bestiario” en donde conviven formas naturales con animales fantásticos y mitológicos: peces con seres marinos, aves con castillos, un universo simbólico propio cargado de sentido y posible de ser interpretado de forma universal.

Sus murales desean mejorar el ámbito urbano. Apropiarse de espacios públicos grises y convertirlos en lugares llenos de color y de vida. Poner de manifiesto la esencia del entorno donde están emplazados y relacionarlos simbólicamente con la identidad del lugar o proponiendo una mitología local fantástica.

Fuente: blog de sullair cultura

Te puede interesar

google-site-verification: google5fe333d7a5080da2.html