El Premio Cervantes fue para Eduardo Mendoza

El español, barcelonés, recibió el mayor galardón de las letras hispanoamericanas en su edición 2016
Ver galería eduardo mendoza
1 / 2 - eduardo mendoza

En 2015 el premio recayó en el escritor mexicano Fernando del Paso, y en 2016 el escritor español Eduardo Mendoza más divertido de la literatura española fue el merecedor del mayor premio que se otorga a la literatura de habla hispana.

El autor, un hombre que no acostumbra a dar discursos, ni hacer declaraciones públicas generó una gran expectación en torno al discurso que pronunció en el acto de celebración en Alcalá de Henares durante la ceremonia de entrega del Premio Cervantes.

Mendoza —que en la entrada de la universidad dijo haber traído a la familia para que le criticasen y a los amigos, para que le hicieran la ola— no defraudó a quienes esperaron para escucharlo porque tras la informada y bienhumorada presentación del ministro de Cultura, Íñigo Méndez de Vigo, arrancó diciendo que se encontraba en una posición “envidiable para todo el mundo” menos para él mismo. Mientras los presentes en el paraninfo se preguntaban si lo decía por el premio o por el púlpito barroco desde el que hablaba, el escritor se lanzó a recordar las cuatro veces que ha leído el Quijote de cabo a rabo.

La primera, dijo, fue por obligación, la segunda no fue el lenguaje sino el personaje lo que le atrajo de la novela. Si en la tercera lectura fue el humor lo que cautivo al autor de Sin noticias de Gurb, en la cuarta, realizada hace solo unos meses con motivo del premio que recibió ayer, la pregunta que le asaltó fue la más sencilla: ¿está loco don Quijote? Su respuesta fue sí. “Mi conclusión”, dijo,

SU OBRA:

Eduardo Mendoza Garriga nació en Barcelona el 11 de enero de 1943. Su estilo narrativo es sencillo y directo, sin hacer abandono del uso de cultismos, arcaísmos así como del lenguaje popular en su más pura expresión. Gusta de personajes marginales que miran la sociedad con extrañeza mientras luchan por sobrevivir permaneciendo fuera de ella.

Su obra literaria, que inaugura con la publicación en 1975 de La verdad sobre el caso Savolta, está generalmente ambientada en su Barcelona natal, combinando la descripción de la ciudad en épocas anteriores a la Guerra Civil Española y en la actualidad. Llàtzer Moix habla de "realidad bifronte" al referirse a la narrativa de Mendoza y establece una distinción entre sus novelas serias o mayores, y sus divertimentos o novelas menores.

Aunque su principal género literario es la novela, Mendoza ha escrito a lo largo de su trayectoria profesional ensayos como Baroja, la contradicción, y más recientemente relatos como Tres vidas de santos. Recibió en 2010 el premio Planeta por su novela Riña de gatos. Madrid 19364 y en 2016 el premio Cervantes. 

(fuente Wikipedia)

Te puede interesar

google-site-verification: google5fe333d7a5080da2.html