La carta codificada de Napoleón

Humanidades 20/04/2017 Por
Durante el año 2012 en La Casa de Subastas de Fontainebleau de París, se subastaron cartas de Napoleón a un precio que muchos de nosotros no podríamos haber pagado.
Ver galería CARTA NAPOLEON21
1 / 3 - Carta de Napoleón

El comprador fue El Museo de Cartas y Manuscritos, de París que se hizo de la correspondencia por un monto de 188 mil euros, pero lo curioso de aquella subasta es que las misivas del gran estratega eran cartas escritas con códigos numéricos que presagiaban un viaje a Moscú...

Una carta escrita con un código secreto, fechada el 20 de octubre, en la que Napoleón Bonaparte se jactaba en 1812 de que las fuerzas francesas volarían el Kremlin, se subastó el domingo en 243 mil 500 dólares, 10 veces su precio previo estimado.

La carta fue dictada por Napoleón y escrita en código. Una de sus líneas dice: “A las tres de la mañana del día 22, voy a volar el Kremlin” .
La Casa de Subastas de Fontainebleau, al sur de París, dijo que la carta es única. Fue escrita en un código numérico utilizado por el gobernante francés para despistar a sus posibles interceptores.

El texto muestra las tensiones de Napoleón durante la desastrosa invasión de las tropas francesas a suelo ruso.
“Mi caballería está destrozada, muchos caballos están agonizando”, dictó Napoleón al evidenciar los estragos que estaba causando su fracasada invasión a Rusia, que redujo a la mitad su ejército. París recibió la carta 3 días después de haber sido enviada. Entonces la sede del poder del zar ruso estaba en llamas y el Ejército francés en retirada.
Según datos del Instituto de Cartas de País, el código se modificaba periódicamente para evitar que fuera descifrado. Napoleón debe haber despachado a sus caballos y jinetes más fuertes para que llevaran la noticia que sólo tardó tres días en llegar al Ministerio del Interior de Francia después de recorrer 2.480 kilómetros a través de Europa.
“Esta carta es única. No sólo está escrita en clave sino que además es la primera vez que vemos a este Napoleón diferente.” afirmó Jean–Christophe Chataignier organizador del remate.

Fue a Moscú en 1812, cuando estaba en la cima de su poder, pero volvió profundamente debilitado, los rusos habían huido días antes e incendiado la ciudad. No hubo victoria para Napoleón ni provisiones para su ejército hambriento y moribundo”, .

La misiva es una prueba de lo que los historiadores denominan el principio del fin del glorioso imperio de Napoleón, que comenzó en Rusia y terminó en Waterloo tres años después.

En junio de 1812, el “Gran Ejército” de Napoleón –con 670.000 hombres, uno de los más grandes de la historia de la humanidad– confiadamente entró en Rusia, pero sus hombres estaban muy mal preparados para la dureza del clima, la poderosa defensa y la táctica de tierra arrasada de los rusos, que no habían dejado tras de sí nada que pudiera servir a las hambrientas y ateridas tropas francesas, hicieron estragos entre la gente de Napoleón.

“Esta carta ofrece una visión increíble. Antes nunca habíamos visto a Napoleón hablando emotivamente de esta manera ”, afirma Chataignier. “Sólo en las cartas a (su esposa) Josefina expresa algo cercano a la emoción. Moscú acabó con él”, dijo el experto.

En el texto, que anuncia que sus comandantes evacúan Moscú, Napoleón lamenta las penurias de su ejército y pide ayuda para rehacer sus tropas y la devastada caballería, que había perdido miles de caballos. “Cuando escribió esta carta, creía que saldría victorioso”.

Hasta la Primera Guerra Mundial, la campaña rusa de Napoleón y las guerras que siguieron fueron el mayor choque militar de la historia, y esta carta es un gran documento que demuestra el pensamiento del estratega y que como tal también podía equivocarse al pensar que ganaría la batalla.

.

Te puede interesar

google-site-verification: google5fe333d7a5080da2.html