"Sólo caben dos posibilidades: construir para la ciudad o contra ella"

El arquitecto suizo Mario Botta es uno de los más grandes diseñadores contemporáneos. Visitó varias veces Argentina y la ciudad de Bs. As. tiene el lujo de poseer un edificio diseñado por él siendo el único que tiene un árbol en la terraza.
Ver galería MARIO BOTTA
1 / 3 - MARIO BOTTA

Es quizás uno de los teórico-prácticos actuales más importantes de la Arquitectura, nació en 1943, es suizo y se llama Mario Botta. Se lo presentamos con la foto de una de sus obras iconoclastas ubicada en la ciudad de Buenos Aires: el edificio para La Banca Internazionale del Lavoro, en pleno centro porteño.

Único por su concepción ecológica y por culminar con un árbol en su terraza, centrando el edificio en un gran tronco principal en su fachada. 

Luego de haber trabajado con Le Corbusier y Khan la marca racionalista es muy fuerte en su formación, aunque se verá atemperada por su gran compromiso con la naturaleza cuando forma parte de la Escuela de Ticino que tenía como directriz la integración de los edificios a la naturaleza.

Entre sus numerosas obras podemosdestacar algunos de los museos que construyó por el mundo, sobre los que sostuvo: «Creo que los museos de hoy son como las catedrales de ayer: son lugares para la comunicación, donde podemos ver obras de arte con la intención de asimilar e interpretar los mensajes que ellas nos envían», pero sus obras más famosas no son los museos sino sus viviendas unifamiliares y para ser más específico la casa Ligornetto, en Suiza, que marcó su impronta en un estilo arquitectónico con líneas y volúmenes rayando con el purismo.

Para proyectar el edificio de la BNL en Buenos Aires, Botta y Uluhogian respetaron la altura del edificio contiguo del lado norte, el Edificio Miguel Bencich, obra del arquitecto Eduardo Le Monnier, colocando los pisos superiores con un frente escalonado, retirando la fachada para realzar la cúpula del vecino. Al mismo tiempo, aprovechando que la Banca era propietaria de la antigua Casa Mappin & Webb, y que el nuevo edificio estaría conectado por su interior, los arquitectos aprovecharon esta situación para generar una fachada en la medianera sur de su proyecto, colocando ventanas sobre ella.

La idea de esta gran comunicación con el exterior se terminó de plasmar en la idea de continuar el gran “tronco” que divide la fachada en dos simetrías perfectas coronándola con un árbol en la terraza

Si bien hoy en día el aterrazamiento del edificio se encuentra despojado de su idea central que era el árbol por iniciativa de la empresa propietaria que decidió sacarlo de su lugar original, fue durante muchos años un ícono arquitectonico que ostentó la Ciudad, el de poseer un edificio con un árbol plantado en su terraza,

Continuando con las ideas de Kahn, Mario Botta cree en la organización de la relación entre el hombre y la naturaleza y la caracterización distintiva del hombre en relación con su propio entorno.

Las tradiciones culturales son importantes en sus proyectos y sus formas se derivan de - pero no copiado de - “el medio ambiente como un testimonio de la historia y la memoria”.
Y por la aplicación de esas teorías es que sus prácticas han estado rodeadas de un pragmatismo voraz y de un estudio sobre las costumbres pero principalmente del entorno del cliente que le encargará un proyecto.

Sus ideas han estado basadas en la comunicación directa del inmediato entorno de la obra con el cercano interior de la misma respetando costumbres, idiosincrasia y manteniendo siempre su axioma bien en alto al decir “que existen dos posibilidades de construir, una es para la ciudad la otra es contra de ella” y él ha optado por la primera, para el bienestar de quienes podemos gozar de sus obras arquitetónicas.

Te puede interesar

google-site-verification: google5fe333d7a5080da2.html