Seis películas con la temática capital-trabajo

La temática de la relación patrón - trabajador no es muy habitual en la historia de la filmografía mundial, acá le traemos seis ejemplos que tocan el tema.
Ver galería pelicula_yo daniel blake
1 / 3 - pelicula_yo daniel blake

Tiempos de incertidumbre o de crueles certezas que se imponen, reforzadas por la flexibilidad laboral que se impuso en Brasil y que los empresarios argentinos piden y que como es común en este país una vez más se privilegia los intereses del capital más que los de los trabajadores.

Las artes y el cine especialmente propician oportunidades para reflexionar sobre la relación capital.trabajo, sobretodo resaltando la asimetría entre el trabajador y la patronal la desigualdad entre el empleado y el patrón, cuya negociación es la premisa interesada del neoliberalismo e de sus representantes.

La presente lista presenta algunas películas que de diferente manera y mirando diversos momentos históricos ofrecen posibilidades para pensar esa relación que muestra la métrica liberal.


Daens, Un grito de Justicia (1992)

Dirección de Stijn Coninx, Basada en el romance de Louis Paul Boon. Adolf Daens es un padre que retornando a la ciudad de Aalst en Bélgica pasa a denunciar en un diario local la situación de miseria y exlotación de los trbajadores de la industria manufacturera local. La renuncia de los trabajadores masculinos reemplazados por mujeres y niños con la intención de abaratar los costos y aumentar los luros llevaría al delirio infalndo patos amarillos. Temas como la exploración del trabajo en particular infantil y femenino, el circulo vicioso entre los bajos salarios y la miseria social, la relación entre capital y política y la no representación de los trabajadores, sobrepasan la narrativa ambientada en las últimas décadas del siglo XX.

Tiempos modernos (1936)

Dirección y guión de Charles Chaplin. Probablemente la obra más mencionada aundo se discute la deshumanización provocada por la exploración de los trabajos. Los talentos de Chaplin como actor y mimo revelan el no sentido al que es sometido el trabajador, que deja de ser alguien para ser simplemente una extensión de la máquina.
Aqui se puede evocar la idea de la unidimensionallidad, desenvuelta por Herbert Marcuse cerca de treinta años después para la sociedad industrial el trabajador y todo lo que el hace, piensa y siente debe limitarse a lo que interesa al propio capital.

Vidas secas (1963)

Una película brasileña con dirección de Neson Pereira dos santos. Adaptación del romance homónimo de Graciliano Ramos.
Sequía, miseria, hambre, y también allí la explotación del trabajador por el capital. Fabiano, un simple obrero analfabeto es incapaz de reaccionar a los abusos de su patrón, mismo sabiendo se robado y estafado. Sobretodo se muestra incapaz de traducir por medio del lenguaje las violencias que sufre.

Ellos no usan smocking (1981)

Otra película de origen brasileño en la dirección de Leon Hirszman con guión adaptado de la pieza homónima de Gianfrancesco Guarnieri. Narra el drama de una familia, el padre Octavio y el hijo Tiago, que entran en conflicto cuando este último delante de sus nuevas responsablidaddes como padre y marido dirije la huel en la firma en la que trabajan. Un retrato de la cuestión trabajadora en el período de la apertura democrática, aquella, lenta y gradual, tan lenta y gradual que nunca se realizó plenamente y que se ve amenazada.

Filadelfia (1993)


Dirección Jonathan Demme. Es una película habitualmente recordada sobre la defensa de los derechos homosexuales. Y también como una película sobre el prejuicio. Pero también es una película sobre la relación capital-trabajo. Andrew Beckett es el abogado más joven y prometedor de su estudio. Cuando sus socios perciben los síntomas de las infecciones en concordancia con los de HIV que él se esfuerza por esconder, concluyen que es homosexual y arman una trama para hacerlo pasar por desleal e incompetente haciéndolo renunciar. A partir de ahí la narrativa se desenvuelve en el esfuerzo de Beckett para probar que su renuncia fue resultado de un fraude. Esto provoca un arduo trabajo por hallar un abogado que lo represente porque ninguno aceptaba enfrentarse a su expatrón.

Yo, Daniel Blake (2016)


Dirección de Ken Loach. Volvemos al drama de Fabiano, el trabajador simple de "Vidas secas", pero aquí con Daniel Balke un carpintero que es apartado por órdenes médicas después de un infarto.
Comienza el drama de Blake, que no consigue tener el beneficio al que tiene derecho y entre otras dificultades enfrenta un analfabetismo digital que le impide completar una solicitud electrónica. En su infortunio encuentra otras personas en situaciones hasta peores que la propia. Los percances que sufre luchando contra la burocracia británica hacen recordar al Castillo de Fran Kafka.

Te puede interesar

google-site-verification: google5fe333d7a5080da2.html