A cien años del nacimiento de Pedro Infante

Cine Por
Recordamos a Pedro Infante en el centenario de su nacimiento, que se celebra el 18 de noviembre, con cinco de sus mejores películas. (Vea en la nota la película Dos tipos de cuidado)
Ver galería biografia_pedro_infante2
1 / 2 - biografia_pedro_infante2

Se podría decir que el talento corría por las venas de Pedro Infante Cruz desde su nacimiento el 18 de Noviembre de 1917 en Mazatlán, Sinaloa. Después de dejar los estudios y dedicarse por necesidad a la carpintería y otros oficios, Infante, hijo de un músico itinerante, decidió probar suerte con una pequeña orquesta con la que conquistaría algunos pueblos de Sinaloa. Motivado por María Luisa López, su esposa, Pedro Infante viajo a la Ciudad de México a los 21 años, donde inició su carrera como cantante y músico radiofónico. En 1939, hizo su primera aparición como extra en la película En un burro tres baturros de José Benavides Jr., quien lo emplearía en sus cortometrajes El Organillero (1939), Puedes irte de mí (1940) y el largometraje La feria de las flores (1942), donde el joven actor tendría un rol principal.

Posteriormente, Infante inició una importante asociación artística con el director Ismael Rodríguez, de la que se desprendieron títulos importantes para el llamado “cine de oro nacional” como Nosotros los pobres (1948), Los tres huastecos (1948), ¿Qué te ha dado esa mujer? (1951), Dos tipos de cuidado (1953) y Tizoc (1957). Ídolo del pueblo mexicano, estandarte de la cinematografía nacional –una de las pocas que se mantuvo activa durante la Segunda Guerra Mundial–, uno de los hombres más importantes en la industria musical en México y aficionado a la aviación, Pedro Infante murió a los 39 años en un accidente aéreo en Mérida, Yucatán, terminando así con una de las filmografías más interesantes del cine mexicano.

Cinco películas para recordar a Pedro Infante

Los tres García (1947)
“En el pueblecito de San Luis de la Paz todo hay menos paz”, anunciaba el avance promocional de Los tres García (1947), doceavo largometraje de Pedro Infante y cuarto trabajo en su larga colaboración con Ismael Rodríguez. En la cinta, Infante interpreta a Luis Antonio, el mayor de los primos García, terror del pequeño pueblo de San Luis y enemigos acérrimos de los primos López. La competitiva relación de Luis Antonio, José Luis (encarnado por Abel Salazar) y Luis Manuel (Víctor Mendoza) se vuelve aún peor tras la llegada de Lupita (Marga López), una de sus atractivas primas de los Estados Unidos, que desencadena una rivalidad que ni siquiera su abuela (Sara García) podría calmar. El éxito de la cinta consiguió una inmediata secuela, Vuelven los García de 1946 y la consolidación de Sara García como la eterna abuelita del cine mexicano.

Nosotros los pobres (1948)
Tras dos películas dirigidas por el también cómico Joaquín Pardavé, Infante regresó bajo el cobijo de Rodríguez con Nosotros los pobres (1948), primera entrega de una trilogía que exploraba la vida de una familia sumida en la pobreza y la marginación social, según los ojos de su director. La humildad y el amor caracterizan el día a día de Pepe “El Toro” (Infante), dedicado a proteger sobre todas las cosas a su sobrina Chachita (Evita Muñoz) y su novia Celia (Blanca Estela Pavón, conocida a raíz del filme como “La Chorreada“). A la historia, le siguieron las secuelas Ustedes los ricos (1948) y Pepe el Toro (1952), convirtiéndose en la primera trilogía de la cinematografía nacional.

A.T.M. ¡A Toda Máquina! (1951)
Infante tuvo la oportunidad de demostrar su talento en A.T.M. ¡A Toda Máquina! (1951), donde interpreta a un barrendero que después de ingresar al servicio de Tránsito de la capital asciende rápidamente a motociclista y compite por el puesto de comandante con su compañero Luis (Luis Aguilar), su único amigo en la fuerza. En el filme, también dirigido por Ismael Rodríguez, Infante canta, baila y realiza suertes sobre motocicletas. La cinta se convirtió en una de las favoritas del público y estrenó su secuela ¿Qué te ha dado esa mujer? a fines del mismo año.

Dos tipos de cuidado (1953)
En su primera y única colaboración con Jorge Negrete, otro conocido ídolo de la industria del entretenimiento en México, Infante, convertido en “Pedro el Malo” viste el traje de charro para luchar y defender su matrimonio con Rosario (Carmelita González), antigua novia de Jorge Bueno, un viejo amigo del pueblo. La comedia, reconocida como una de las cien mejores películas del cine mexicano según la extinta revista Somos, destaca por una memorable secuencia, fotografiada en blanco y negro por Gabriel Figueroa, en la que ambos hombres luchan por el respeto de la gente entre coplas.

Tizoc (1957)
El penúltimo largometraje de Infante marcaría su popular encuentro con María Félix, una de las figuras más importantes del cine. En Tizoc, el histrión encarna a un hombre indígena que se enamora de una mujer blanca tras confundirla con la Virgen María. La cinta, filmada en CinemaScope y dirigida por Ismael Rodríguez, ganó el Globo de Oro a Mejor Película Extranjera y el Oso de Plata al Mejor Actor del Festival de Cine de Berlín, otorgado póstumamente a Infante.

Te puede interesar

google-site-verification: google5fe333d7a5080da2.html