Se exhibe por primera vez un dibujo de la Bs. As. de 1915 de 12 m de largo

Es un dibujo de Jean Desiree Dulin que cuenta con 12 metros de ancho y 1,46 m de alto, en el que presenta una vista aérea desde el Riachuelo a Palermo. La obra es de la década del 20. La donación se exhibe por primera vez en Argentina en el Museo Saavedra. Mire el video con la comparación de un drone.
Ver galería dibujo de dulin de bs as2
1 / 2 - dibujo de dulin de bs as2

El monumental dibujo de la Buenos Aires de 1915, un increíble tesoro oculto por más de un siglo, se exhibe en el Museo Saavedra desde diciembre de 2017.

Mide 12 metros de largo y fue exhibido por única vez en Estados Unidos en 1915. Ahora, tras recibirlo como donación, la Ciudad expone el mural panorámico por primera vez en el Museo Saavedra. El autor es el dibujante y cartógrafo francés Jean Désire Dulin. Un video lo compara con la Buenos Aires actual desde un drone.

Con la difusión de drones, fotografía digital y otras herramientas hoy es común disfrutar de una vista panorámica de una ciudad; pero a fines del siglo XIX y a comienzos del XX para obtener imágenes de ese tipo era corriente recurrir a artistas que, a fuerza de pericia e imaginación, dibujaban paisajes de las urbes que eran conocidos como “a vuelo de pájaro”.

Un espectacular trabajo pictórico y monumental en su tamaño, con el Buenos Aires de 1915 como protagonista y firmado por el dibujante y cartógrafo francés Jean Desiré Dulin, fue donado desde los Estados Unidos al Museo Histórico de Buenos Aires Cornelio de Saavedra, cuya exposición se inaugurará el sábado 2 de diciembre en su sede de Crisólogo Larralde 6309, bajo el título “Buenos Aires, a vista de pájaro: Jean Desiré Dulin (1839-1919)”.

Es que el trabajo de Dulin cuenta con 12 metros de ancho y 1,46 de alto, en el que presenta a Buenos Aires desde una vista aérea panorámica desde el Riachuelo a Palermo. Realizada en temple-témpera y tintas artísticas sobre papel, fue exhibida en el Pabellón Argentino de la Exposición Internacional “Panamá – Pacífico” en la ciudad de San Francisco en el año 1915 y, tras quedar olvidada durante más de un siglo, fue donada a la Ciudad para incorporarse a su patrimonio cultural.

“La obra refleja a una Buenos Aires en 1915 y es una Buenos Aires muy curiosa porque, a diferencia de una fotografía que congela el momento exacto en que se la toma, acá vemos una cosa interesante: Dulin nos presenta el presente pero también el futuro, ya que hay proyectos que están incorporados en la obra como si ya estuvieran concretados”, explicó Alberto Piñeiro, director del Museo Histórico de Buenos Aires Cornelio de Saavedra.

De esta manera, la obra contiene representaciones de trazos urbanos que por entonces no existían, estaban en proceso de construcción o eran tan solo un proyecto. “Por ejemplo, aparecen la avenida 9 de Julio, las diagonales o edificios que todavía no se han terminado de construir y ahora no están, o algunos como el monumento que se iba a poner en la Plaza de Mayo, referido al Centenario de la Revolución de Mayo, que nunca llegó a concretarse. Por eso esta obra es un resumen del pasado, del presente y del futuro de la Ciudad”, explicó Piñeiro.

Junto a la obra, que ocupa toda una pared de la sala, exhiben otros trabajos del artista que conserva el museo y las diferentes Buenos Aires a vista de pájaro realizadas durante la segunda mitad del siglo XIX, algunas de ellas también inéditas.

Más sobre Jean Desiree Dulin


Era cartógrafo, había nacido en Burdeos, Francia, en 1839, llegó a Buenos Aires con una veintena de años.
“Dulin llegó a Buenos Aires en 1858 y en 1859 presentó su primera vista de Buenos Aires, una imagen litográfica que representa al viejo muelle de la Aduana, similar a otras que se hacían por la época”.


“La técnica con las que Dulin hizo su Buenos Aires a vuelo de pájaro hoy nos parece bastante complicada. Pero él dibujaba el perfil de la ciudad y después se imaginaba a la altura. No hay constancia de haya sido auxiliado por globos aerostáticos, que es lo único que podría haber existido en 1860, cuando hizo sus primeros trabajos. Además, era un cartógrafo, por lo tanto mezclaba el dibujo con la cartografía y no es tan complicado imaginarse esas vistas a vuelo de pájaro”, explicó Piñeiro.

Te puede interesar

google-site-verification: google5fe333d7a5080da2.html