El día que Gandhi le escribió a Hitler

Corría el año 1939 y el ejercito alemán se aprestaba para invadir Polonia. Las gestiones diplomáticas en otros países hacían correr sus voces y en una de ellas Gandhi se hizo eco.
Ver galería gandhidy
1 / 3 - Gnadhi escibiendo

La postura de Gandhi frente al nazismo ha sido criticada por muchos historiadores. El líder pacifista nunca fue un admirador de Hitler, pero se dirige a él de una forma sospechosamente amigable.

En el verano de 1939 Europa se temía lo peor. La expansión del Tercer Reich era imparable: en sólo un año Hitler había tomado el control sobre Austria, la actual República Checa, Eslovaquia y parte de la actual Lituania. Todos sospechaban que el siguiente paso de Hitler sería la invasión de Polonia. Francia y Gran Bretaña se comprometieron a proteger esta, pero poco importó: el 1 de septiembre de 1939 Alemania invadió el país, dando comienzo a la Segunda Guerra Mundial.

Un tiempo antes, precisamente el 23 de julio de 1939, el líder pacifista hindú Mahatma Gandhi se persuadido de escribirle al por entonces líder alemán Adolf Hitler para tratar de disuadirlo de seguir adelante con el plan de expansión y por consiguiente con el inicio de una guerra. Estas son las palabras textuales de Ghandi, tal como se pueden leer en la carta original que se conserva en Mani Bhavan, la casa de Bombay en la que vivió el líder independentista.

Así fue que como dice el primer párrafo de la carta "Amigos me han estado instando a escribirle por el bien de la humanidad. Pero he resistido su  solicitud por el sentimiento de que cualquier carta mía sería una impertinencia". Gandhi se resistía a escribirla por considerarla fuera de lugar.

Luego continúa diciendo: "Algo me dice que no debo calcular y que debo hacer mi apelación por lo que pueda valer.

Está bastante claro que hoy eres la única persona en el mundo que puede evitar una guerra que puede reducir a la humanidad al estado salvaje.¿Debe pagar el precio por un objeto, sin importar lo valioso que pueda apelar de alguien que ha evitado voluntariamente el método de guerra sin un éxito considerable?

De cualquier forma que anticipe sus perdones, si me he equivocado al escribirle."

Lo más sugestivo de toda la misiva escrita por Gandhi, quizás no sea su contenido en sí mismo tanto como lo es su despedida final en la que el pacifista número uno del mundo se despide con un "Your sincere friend", que traducido significa "su sincero amigo". 

Los historiadores nunca pudieron sostener la idea de que Gandhi firmará así su carta porque realmente fuese o se sintiese "amigo" de Hitler, lo que no se explican es que en el glosario diplomático como en el más formal de los lenguajes, no es necesario colocar esa frase para establecer una cordialidad extrema. Por eso es que el exceso de confraternización del líder Hindú para con el futuro (en ese momento) mayor asesino de la historia no se termina de explicar de una forma racional.

Luego de aquella primera carta y ya comenzada la Segunda Guerra Mundial,  el 24 de diciembre de 1940, Gandhi volvió a escribir al Führer, en una carta mucho más larga, en la que le criticó de forma mucho más abierta, aunque con un tono, de nuevo, amigable:

“Espero que tenga usted el tiempo y el deseo de saber cómo considera sus actos una buena parte de la humanidad que vive bajo la influencia de esa doctrina de la amistad universal. Sus escritos y pronunciamientos y los de sus amigos y admiradores no dejan lugar a dudas de que muchos de sus actos son monstruosos e impropios de la dignidad humana, especialmente en la estimación de personas que, como yo, creen en la amistad universal. Me refiero a actos como la humillación de Checoslovaquia, la violación de Polonia y el hundimiento de Dinamarca. Soy consciente de que su visión de la vida considera virtuosos tales actos de expoliación. Pero desde la infancia se nos ha enseñado a verlos como actos degradantes para la humanidad. Por eso no podemos desear el éxito de sus armas”.

carta de gandhi a hitler

Es bien sabido que la postura de Gandhi contra la violencia era una convicción que debía sostener a ultranza, lo que muchos historiadores sostienen es que esa postura a veces lo llevaba por el camino de la sumisión sin que se diera cuenta de ello. Esto lo deja en claro según esos historiadores cuando les dice a los británicos "Deben invitar a Hitler y Mussolini a que tomen todo lo que quieran y de sus países. Si ellos quieren ocupar sus casas, váyanse de ellas. Si no les permiten salir sacrifíquense, pero siempre rehúsen rendirles obediencia”.

Te puede interesar

google-site-verification: google5fe333d7a5080da2.html