Un judío común y corriente

Una de las obras que tuvo las mejores críticas y comentarios del público y nominaciones en los premios más importantes: Un judío común y corriente con Gerardo Romano, volvió para quedarse en el Chacarerean teatre.
Ver galería gerrdo romano_un judio comun y corriente
1 / 2 - gerrdo romano_un judio comun y corriente

Un judío común y corriente, es Gerardo Romano en una obra escrita por Charles Lewinsky en versión en español de Lázaro Droznes. La obra refleja el conflicto que debe resolver un judío alemán que vive en Alemania cuando recibe la invitación de un profesor de Ciencias Sociales de una escuela secundaria, cuyos alumnos, luego de estudiar el fenómeno del nazismo quieren conocer  a un judío. Es entonces que el protagonista pasa revista a los principales puntos de argumentación por los que considera que no debe aceptar la invitación y de esa manera ilustra a la audiencia sobre la problemática contemporánea de los judíos fuera de Israel y sobre los problemas específicos que plantea para un judío la vida en un país cuya población vive bajo el peso psicológico de las consecuencias del  nazismo.

Con textos poseedores de un gran peso dramático y una carga emotiva acorde al tema, Un judío común y corriente tampoco evita el humor en ciertos pasajes que lo transforma en el vehículo exacto para que Gerardo Romano vuelva a utilizar el formato de monólogo teatral.

Bajo la dirección de Manuel González Gil logran capturar el interés del público a lo largo de los 80 minutos de duración del espectáculo. La música original de Martín Bianchedi y la sintética y a la vez realista escenografía de Marcelo Valiente, contribuyen también a lograr el clima necesario para que con un sencillo vestuario y sin otro aditamento que el de  una apropiada iluminación, Un judío común y corriente vaya directo al corazón de los espectadores.

Te puede interesar

google-site-verification: google5fe333d7a5080da2.html