La invasión china no solo es con supermercados

La literatura china desembarcó en la Argentina de la mano del sello China International Press para editar autores de ese país.
Ver galería libros chinos
1 / 2 - libros chinos

El convenio entre la Casa de la Cultura China y China International Press -una de las principales editoriales del gigante asiático con cerca de 500 mil títulos- materializa el primer espacio editorial chino en el país, en el marco del programa gubernamental “That’s China Bookshelf” que se extiende por el mundo.

Esta iniciativa tiene fundamento en que es poca la literatura que circula en el país de la producción china reciente, salvo  libros y autores de gran repercusión mundial, como el Nobel de Literatura 2012, Mo Yan; la serie policial protagonizada por el inspector jefe Chen Cao, de Qiu Xiaolong, que publica Tusquets; o el conjunto de títulos de escritores actuales traducidos y editados por Adriana Hidalgo (Zhu Wen y Han Dong, entre otros).

De este modo se dedica "un espacio permanente y exclusivo" en la biblioteca de la Casa de la Cultura China donde el público puede acceder al catálogo en español. Para el director de dicho lugar, Alejandro Razzotti, la traducción es clave dado que es importante no terminar "recibiendo obra china traducida desde el inglés" porque "en ese camino se pierden muchas cosas de la obra original".

La bibliografía, que ya se puede consultar se irá ampliando a medida que pase el tiempo, y entre otros títulos se puede mencionar la serie “Joyas de literatura contemporánea” y otra de pensadores clásicos, con nombres como Confucio y Lao Tse. Con la serie “Joyas” hay gran expectativa porque las obras de ficción son las que menos circulan en la Argentina: a partir de ahora los lectores tendrán a la mano títulos de destacados como “Shifu, harías cualquier cosa por divertirte” y “La piedra de Kata Tjuta”, de Mao Yan; y menos conocidos como “Teléfono móvil”, de Liu Zhenyun, y “El don”, de Mai Jia.

Una buena iniciativa para los ávidos lectores de cosas nuevas, pero una muestra más que destaca que la invasión de los Chinos por el mundo no se limita a la instalación de supermercados, o bases militares en la Patagonia, ahora también exportan cultura, por suerte esta vez viene traducida al español.

Te puede interesar

google-site-verification: google5fe333d7a5080da2.html