Margot Duhalde, la “mujer con alas”

Fue la única mujer sudamericana (chilena) que combatió en la Segunda Guerra Mundial, falleció con 97 años.

Margot Duhalde, llegó a ser reconocida como la mujer pionera de la aviación en Chile tras romper varios hitos y participar como piloto en la Segunda Guerra Mundial, murió a los 97 años el 5 de febrero. Desde sus años de infancia en la localidad de Río Bueno (al sur de Chile), Duhalde mostró interés por la aviación. “Desde que recuerdo que quise volar" dijo en una ocasión a la agencia AFP. Sus familiares, en tanto, cuentan que de pequeña subía al techo de la casa para ver más de cerca a los ejemplares de LAN (ahora Latam) que la sobrevolaban frecuentemente.

En medio de una sociedad machista y una familia conservadora, la muchacha de 16 años tuvo que recurrir a la mentira para cumplir sus objetivos. En una entrevista con Canal 13, reveló hace algunos años que, mientras intentaba convencer a sus padres de mudarse a Santiago para aprender a volar, tuvo que amenazarlos con que atentaría contra su vida si no le daban su consentimiento. Luego tuvo que falsear su edad para comenzar los cursos y la anhelada primera aventura aérea llegó en febrero de 1938.

Antes de eso, ningún instructor quiso hacerse cargo de su formación hasta que conoció a César Copetta, un reconocido precursor de la aviación en Chile que se comprometió con su aprendizaje.

Con pocas posibilidades para volar, en 1940 aprovechó su linaje vasco-francés para enlistarse como voluntaria de la fuerza aérea francesa respondiendo al llamado masivo de Charles de Gaulle. Pasaron los meses y Duhalde rompió un nuevo hito: se transformó en la primera chilena piloto de guerra al formar parte de la Real Fuerza Aérea Británica en plena Segunda Guerra Mundial.

En esos años formó parte de un grupo de 165 mujeres que oficiaron como auxiliares de vuelo y fue la única representante femenina de un país que se mantuvo neutral por gran parte del conflicto armado. Su desempeño le valió un homenaje de la RAF en 1999 y al año siguiente su historia fue incluida en el ala Charles de Gaulle del Museo de Los Inválidos de París.

Reconocida como una figura fundacional de la aviación en Chile, al acabar la guerra Duhalde se transformó en la primera mujer comandante de un avión comercial chileno acumulando experiencia durante más de medio siglo de vuelo.

Hasta sus últimos años Margot dio muestras de su amor por el aire y su determinación. En su cumpleaños número 80, por ejemplo, cautivó a la prensa mundial al celebrar con un salto en paracaídas desde 3.660 metros.

Al igual que la de muchas mujeres de su generación, la de Duhalde es una historia en permanente conflicto con el machismo y los prejuicios. El libro Chilenas (2017) de la periodista María José Cumplido consigna que cuando terminó la guerra no pudo encontrar trabajo en Europa como piloto pese a que había sido recientemente condecorada en Francia con la medalla de la Legión de Honor en el grado de Caballero.

Por su parte, Duhalde señaló en la entrevista a Canal 13 de 2017 que a comienzos de su carrera “los hombres estaban convencidos de que ellos eran los únicos que podían hacer las cosas. Los criaron así, no es culpa de ellos tampoco”. “A nosotras las mujeres siempre nos miraron en menos y ahora, recientemente, se están dando cuenta que somos iguales o incluso mejores", dijo en una de las últimas entrevistas antes de su vuelo final.

Te puede interesar

google-site-verification: google5fe333d7a5080da2.html