Hasta las manos

En la patagonia Argentina existen infinidad de lugares para explorar y asombrarse por su calidad natural o artificial de la época de la prehistoria. La cueva de las manos en la provincia de Santa Cruz es una de ellas.
Ver galería cueva-de-las-manos-2
1 / 5 - cueva-de-las-manos-2

La República Argentina tiene un invalorable tesoro dentro de su territorio que está formado por diferentes lugares que con una impronta propia y autóctona nos transporta a miles de años antes de que los europeos descubrieran que otro mundo existía más allá de sus narices.

La cueva de las Manos pertenece a una serie de sitios arqueológicos americanos, como Monte Verde (Chile), Pedra Furada (Brasil), y Piedra Museo (Argentina), entre otros que están cuestionando la tradicional teoría (europea) del poblamiento tardío de América, para sostener una teoría del poblamiento temprano (pre-Clovis).

Estos lugares que se diseminan fundamentalmente hacia el sur del territorio contienen un patrimonio cultural que le pertenece y que es protegido por las leyes como parte del Patrimonio de la humanidad.

Así encontraremos por ejemplo: el Valle de los dinosaurios, en la provincia de Neuquén, La caverna de las brujas en la provincia de Mendoza o la Cueva de las manos en la provincia de Santa Cruz, lugar que nos ocupará en el presente artículo.
En el Área Alto Río Pinturas que se encuentra ubicada en la región patagónica, en el noroeste de la Provincia de Santa Cruz, al sur de la República Argentina, se encuentra la llamada Cueva de las Manos. Ésta, está situada en el Cañadón del Río Pinturas entre las localidades de Perito Moreno y Bajo Caracoles, y se accede a la misma por la ruta nacional Nº 40, zona en donde se incluye también los aleros, farallones y la cueva con presencia de pinturas rupestres.

Los sectores con pinturas más destacados se ubican sobre la margen derecha aproximadamente a 88 metros sobre el nivel del río, cubriendo un frente de más de 600 metros de arte rupestre, en los que encontraremos representaciones de diferentes escenas de caza, negativos de manos, motivos de animales y figuras abstractas.

En la mencionada se localizan varios sitios arqueológicos sobre ambas márgenes, éstos son la evidencia de una ocupación integral del área por parte de los cazadores recolectores a lo largo de los 9000 años de vida regisrados en la historia.

Conservación y Gestión de Cueva de las Manos

De acuerdo a la definición de patrimonio de la humanidad propuesta por UNESCO, y según lo que dice Carlos Gradin de investigadores del INAPL.se considera que “la gestión del patrimonio consiste en las prácticas que lo involucran, que comienzan con la investigación y que continúan con la conservación, protección, exposición, divulgación y su utilización como recurso turístico, entre otras” (Unesco 1982). Esto es un proceso dinámico en el que cada una de estas etapas se complementa en la práctica cotidiana del cuidado del patrimonio.

Afortunadamente desde ese año el proceso de conservación se tomó con mayor cuidado y una de las primeras medidas de protección fue la de poner rejas protectoras en los sectores principales para impedir el contacto directo del público con las pinturas (Turismo de la Nación 1980).

Desde 1995 el Instituto Nacional de Antropología y Pensamiento Latinoamericano comienza a participar en la gestión y asesoramiento científico del sitio y desde entonces se instrumentan medidas destinadas al cuidado y administración del sitio, plasmadas en un plan de manejo del uso público de los recursos culturales con el objetivo de la conservación de los mismos.

En el lugar podemos hallar un equipo de guías, con presencia de personal permanente en el sitio que realizan visitas guiadas únicamente a cargo de personal especializado y con control del acceso de visitantes con un cupo limitado de personas por grupo, que no podrán acercarse más allá de las pasarelas con barandas y decks a lo largo del circuito de las pinturas;

Cabe destacar que en tales pinturas se observan figuras que reproducen elementos relacionados con la vida cotidiana de los indios tehuelches y sus antecesores, antiguos pueblos cazadores recolectores. De todas ellas las más célebres y antigüas son las siluetas en positivo y en negativo de las manos (se han contado 829), en ciertos casos superpuestas. Tales siluetas fueron realizadas por antigüos métodos de aerografía (el material cromático se aplicaba en forma de aerosol soplado a través de los huecos medulares de pequeños huesos de animales).

Imágenes que refuerza la teoría del poblamiento temprano y que a algún desorientado que aún piensa que Colón descubrió algo, quede hasta las manos pensando que lo único que descubrió es que antes ya lo habían descubierto otros.

Te puede interesar

google-site-verification: google5fe333d7a5080da2.html