7 murales: un libro de arte y con arte

Arte Por
Un libro que describe el proceso de intervenciones urbanas en la realización de murales.
Ver galería CHU- ARTICULACION Y LIMITES
1 / 6 - CHU- ARTICULACION Y LIMITES

La intervención realizada por artistas independientes durante los últimos cinco años en distintas paredes del barrio de Barracas, en la Ciudad de Buenos Aires, es el tema del libro Siete Murales, editado por Sullair Cultura, que mostró siete de los 15 trabajos realizados.

A cada artista convocado se le asignó un muro para que pueda desplegar su obra y el libro pretende plasmar este trabajo. Se muestran las siguientes intervenciones: Jaz + Pastel, ambos argentinos, crearon “Manada local”; Mart Aire + Pol Corona, argentino y francés, sorprendieron con “Bicicletas”; Mina Hamada + Zosen, japonesa y español, presentaron “Calle alegría”; El Marian, argentino, emocionó con “Ojos que no ven coraxón fuerte”; Colectivo licuado + Alfalfa, los tres uruguayos, asombraron con “Sueño de soñadores”; Charquipunk + La Robot de Madera, ambos chilenos, contaron una historia con “Aprendiendo a volar”; y Chu, argentino, improvisó en “Articulación y límites”.

“Las obras realizadas en Barracas contribuyen a crear un espacio más habitable y más humano. Las ideas de diferentes artistas plasmadas en grandes muros no sólo se convierten en potentes vehículos de arte, de belleza: son mensajes que unen y conectan vecinos que hoy ya sienten esas paredes como un patrimonio común”, comenta Anahí Traba, gerente de marketing de Sullair Argentina.

Además, agrega que “para cada artista buscamos una pared especial: aquella que lo estaba esperando, que su propietario deseaba ofrecer, para luego aguardar pacientemente el momento justo para intervenirla. Momento que coincidía con la visita de ellos a Buenos Aires”.
El origen del proyecto se remonta a 2011, fecha en que se realizó un festival internacional de arte urbano en Argentina. En ese entonces la empresa Sullair se acerca al concepto de arte en la calle cuando acompaña a los artistas con algunos equipos de trabajo en altura. Con estos murales los artistas urbanos lograron instalar el arte en las calles de Barracas. Los muros dejaron de ser el límite de la propiedad privada y se convirtieron en espacios de construcción colectiva.

fuente: la nacion / blog sullair

Te puede interesar

google-site-verification: google5fe333d7a5080da2.html