Cuenca, un lugar para ver

Lugares Por
La ciudad de Cuenca es la perfecta combinación de cultura y naturaleza. Conózcala.
Ver galería cuenca-7
1 / 6 - cuenca-7

Castilla-La Mancha. España

La ciudad de Cuenca, a 164 km al este de Madrid, siempre sorprende por su singular enclave en un entorno natural de espectacular belleza. La imagen de Cuenca está asociada al peñón que sustenta sus espectaculares casas colgadas y los impresionantes despeñaderos de Júcar y Huécar que la enmarcan dentro de un conjunto armónico único. El 7 de diciembre de 1996 fue declarada por la UNESCO ciudad Patrimonio de la Humanidad. La provincia de Cuenca está situada (casi) en el centro de España, en la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha, es una de las que tiene mayor extensión superficial (17.044 kilómetros cuadrados) y, quizá por ello, una gran variedad paisajística y cultural. En la actualidad, la población provincial se encuentra situada en torno a las 200.000 habitantes.

Historia

Gracias a los restos arqueológicos encontrados, se sabe que los pobladores más antiguos de Cuenca, ya habitaban la zona en la época del Neolítico. Además, importantes historiadores romanos, como Plinio o Ptolomeo, dos siglos antes de Cristo, ya hablaban de sus habitantes, destacando de ellos su crueldad en el campo de batalla y también de su hospitalidad. De hecho, estos restos nos aportan un dato muy curioso que cuenta que tenían la extraña costumbre de bañarse y lavarse la cara con orines, siendo esta su forma habitual de asearse.

Pero realmente la historia de la ciudad como tal, empieza con el asentamiento de los árabes que construyen la fortaleza de Qunka, la cual fue más tarde reconquistada en el año 1.117 por el rey cristiano Alfonso VII, y le otorgo el fuera de Cuenca, uno de los más prestigiosos de la historia de Castilla, convirtiéndola así en ciudad cristiana. A partir de aquí, la ciudad se ve envuelta en innumerables rebeliones a lo largo de su historia, empezando por la de los comuneros contra la política fiscal del Emperador Carlos V, en el año 1.847 contra los carlistas, aunque de poco les sirvió ya que fueron derrotados.

Su economía se centró en la industria textil, de gran renombre durante los siglos XV y XVI, lo que produjo una gran actividad constructiva. Sin embargo, la pañería se hundió en el siglo XVII, conllevando una drástica pérdida de población, que fue recuperándose a lo largo del siglo siguiente. En 1833 se convirtió en la capital de la nueva provincia de Cuenca, aunque las agitaciones del periodo hicieron que la ciudad se mantuviera en estado precario hasta bien entrado el siglo XX. En la actualidad, la economía se centra sobre todo en el turismo, potenciado desde que en 1996 su casco antiguo fuese declarado Patrimonio de la Humanidad.

Es una ciudad pequeña muy agradable para pasear, para ser visitada o para salir de fiesta, ya que hay bastante ambiente nocturno. Y desde luego, hay ciertos lugares y monumentos que no podemos dejar de visitar.

A continuación un pequeño resumen de lo que hay que ver y recorrer en este mágico lugar.

cuenca-ciudad2

La ciudad

El conjunto urbano se alza ostentoso en una perfecta combinación con el peñón que lo soporta, rodeado por dos grandes desfiladeros labrados y desgastados por las aguas de sus ríos Huécar y Júcar.
La contemplación de este espacio es sublime y deja al visitante gratamente sorprendido y prácticamente sin habla. La fachada de la quebrada de Huécar, desde la puerta de Valencia hasta las casas colgadas, presenta una variedad de construcciones, los conjuntos de viviendas populares del barrio de san Martín y los atrevidos balcones de las restauradas casas colgadas, continúa con los muros que se elevan al cielo con la incrustación de la piedra tallada directamente en roca maciza, la misma que soporta los edificios de la Catedral, del Palacio Episcopal, de las casas nobles de los Albornoz, de la iglesia de san Pedro, del antiguo edificio de la Inquisición y del Castillo.
Sobre el desfiladero del Huécar, en los miradores del barrio del Castillo, se tiene la mejor y más impactante vista panorámica de Cuenca. Se puede observar a la izquierda el Convento de san Pablo que actualmente es el Hotel Parador Nacional y a la derecha la Catedral de Cuenca, cuya construcción data de finales del siglo XII y es el ejemplo mas claro del gótico español, queda ubicada en el centro de la imagen. También sobre el margen derecho se puede observar la iglesia de San Pedro, el Archivo histórico provincial que sirvió de prisión durante la Inquisición y la Guerra Civil, y más a la derecha restos del castillo árabe con orígenes en el siglo X.

La fachada de la quebrada de Júcar presenta una original visión de gradas de distintos tamaños provocado por la erosión durante millones de años. Sólo cuando gana altura, conecta con el núcleo urbano. Han quedado a la vista terrazas, miradores, plataformas antiguamente ocupadas por viviendas que no han soportado el paso del tiempo y que en la actualidad son zonas ajardinadas que permiten asomarse a la quebrada. Llama la atención la integración con el alto acantilado de sencillos edificios residenciales, que desde la puerta de san Juan y apoyados en la curva de nivel, descienden hasta el río en la Trinidad, junto al puente de san Antón.

La ciudad requiere un paseo lento, tranquilo y al hilo de la historia, por lo que es conveniente comenzar la visita en el barrio del Castillo, entrando por la puerta de los Bezudo. De esta forma se podrá asomar con frecuencia a ambos despeñaderos al tiempo que descienden por la calle noble de san Pedro hasta la plaza Mayor, lugar de encuentro de los conquenses en las fechas más importantes del año (Semana Santa y la fiesta de san Mateo) y dónde recibe a sus huéspedes mas ilustres. Así, continuando con el descenso por la calle Alfonso VIII y admirando el colorido de sus fachadas, se llega a ver como las aguas del río Huécar se unen a las del río Júcar, junto al puente de san Antón.

Los edificios más conocidos de Cuenca son las Casas Colgadas, también conocidas como Casas Voladas o Casas del Rey. En el pasado era frecuente este elemento arquitectónico en el borde este de la ciudad antigua, situado frente a la hoz del río Huécar, aunque hoy sólo perduran una pequeña parte de ellas. De todas, las más conocidas son un conjunto de tres de estas estructuras con balcones de madera. Estas viviendas se denominan así por poseer una parte de ellas, los balcones, en voladizo, es decir, sin material sólido bajo ellas, sólo vacío o aire, aunque están fijadas a la pared de abajo hacia adentro por soportes diagonales para no derrumbarse. De origen incierto, se tiene constancia de su existencia ya en el siglo XV. A lo largo de su historia han pasado por diversas remodelaciones, siendo la más reciente la realizada durante la década de 1920.

En la actualidad se aloja el Museo de Arte Abstracto Español que exhibe una exposición permanente de 127 pinturas y esculturas de artistas españoles de la generación abstracta de los años 50 y 60 además de otros autores de los 80 y 90.

cuenca-ciudad

Desde las Casas Colgadas, y a través de un puente de hierro y madera, se puede acceder al Convento de San Pablo, construido en 1523 para la orden de los dominicos. El convento de San Pablo se compone de la iglesia, edificada en la proa, como avanzando en la Hoz del Huécar, el claustro a su derecha y otra serie de edificaciones que han ido creciendo adosadas al cuerpo principal según las necesidades de las distintas Órdenes que se han albergado en el convento. La iglesia y el claustro son del siglo XVI, siendo el resto de edificaciones de época posterior. Distintas restauraciones se fueron realizando a través de los años hasta transformar el edificio en el Parador de Turismo y ahora alberga a los viajeros que pueden despertar en su interior y tener como primera mirada la impresionante vista de Cuenca donde la fuerza del hombre y la de la naturaleza se complementan en una postal inigualable.

La plaza Mayor es el punto de encuentro de todas las rutas que pueden realizarse por el casco antiguo de la ciudad. Su forma trapezoidal es el escenario de las principales fiestas de la ciudad, transformándose en una improvisada plaza de toros en las fiestas de san Mateo. El centro histórico de Cuenca se articula desde su Plaza Mayor. De forma irregular sus límites se bañan en belleza, tradición y cultura. Centro de luz y del color de las fachadas muestra también una arquitectura monumental de sus edificios más emblemáticos.

El Convento de las Petras es un enorme edificio a tres calles del siglo XVI. Este convento de Monjas Justinianas de Cuenca fue fundado el año 1509 por el Canónigo de la Catedral de Cuenca, D. Alfonso Ruiz, según consta en Bula fechada en el año tercero del Pontificado del Papa León X. La comunidad pertenece a la Orden Justiniana, que proviene de la primera congregación de Canónigos Regulares fundados en San Jorge de Alga de Venecia en 1404 por San Lorenzo Justiniano. El convento fue totalmente saqueado y en gran parte destrozado en 1936 a consecuencia de la Guerra Civil.El Convento de las Petras, enorme edificio a tres calles, con una preciosa iglesia del siglo XVI, reformada por Martín de la Aldehuela en el XVIII.

La impresionante fachada de la Catedral de estilo neogótico normando compite en protagonismo con la del ayuntamiento barroco que yergue sobre tres arcos de medio punto. La plaza es en fin, el sitio de donde parte ese flujo de cultura y belleza que envuelve toda la ciudad.

El Ayuntamiento (casa consistorial) que sirve como cierre a la plaza Mayor se finalizó en 1763. Se comunica a través de unos soportales porticados, por donde circula el tráfico, con la calle Alfonso VIII. Sobre estos esta situado el salón donde se llevan a cabo los plenos municipales. El Ayuntamiento cierra la Plaza manteniendo su acceso debajo de sus tres característicos arcos. Esta peculiaridad de puerta y portada es el reto que se le planteó a su arquitecto, Jaime Bort, y que solucionó con solvencia y belleza a partes iguales. De estilo barroco de la época de Carlos III, sobre esta característica arcada se levantan dos cuerpos más con decoración rococó. Su belleza preside una plaza que mantiene la calma y la tradición entre la luz que baña sus coloridas fachadas.

Entre las iglesias de Cuenca destacamos La Catedral fue el primer edificio que se construyó tras la reconquista y muestra, por tanto, todo el esplendor del poder eclesiástico. Comenzada a finales del siglo XII tuvo varias fases en su edificación, reformas, ampliaciones y variaciones que salpican su estilo, claramente gótico normando, con algunas reminiscencias románicas y aportaciones posteriores como el plateresco, cisterciense o barroco. Su fachada neogótica es del siglo XX, 1902, que pretendía aprovechar y emular la original a partir de lo que quedaba tras el derrumbamiento de la torre Giraldo. La Catedral rivaliza con el ayuntamiento sin estridencias, en la serenidad y la belleza de esta plaza que obsequia al visitante y lo seduce.

En la plaza del Trabuco se alza la Iglesia de San Pedro, levantada sobre una antigua mezquita llama la atención por su planta octogonal al exterior que se torna en circular en el interior. Es la más representativa de las iglesias de Cuenca y de las más antiguas, pero sus sucesivas reconstrucciones la sitúan en su factura actual obra de José Martín de la Aldehuela en el siglo XVIII. Destacan entre sus tesoros la portada de un barroco muy contenido y el artesonado mudéjar de una de sus capillas.

La base de la economía de Cuenca reside en una agricultura muy potente, sin olvidar el destacado papel que históricamente desempeñó la ganadería ovina. Desde estos soportes se está desarrollando una interesante industria agroalimentaria, que envasa, embotella y comercializa gran variedad de productos (vino, aceite, queso, champiñón, miel...), a los que se unen otros elementos fabriles situados especialmente en los pueblos próximos a la carreta A-3.

El turismo también se va definiendo como un importante sector de actividad en toda la provincia, gracias al desarrollo de cada vez mayor número de hoteles, restaurantes, campings y a la implantación de una razonable serie de iniciativas que mejoran la infraestructura ofrecida a los visitantes.

Te puede interesar

google-site-verification: google5fe333d7a5080da2.html