Duérmete niño, duérmete ya...

"Duérmete niño, duérmete ya, que viene el coco y te llevará". En esta famosa canción de cuna ¿que es el coco?
coco
coco

"Duérmete niño, duérmete ya, que viene el coco y te llevará"

Al parecer, las canciones de cuna tocaban temas que debían asustar a los niños, claro que si no entendían lo que se decía porque eran muy pequeños, poco importaba, no ocurriría lo mismo con los niños más grandes, quizá estas canciones les hacían pasar una mala noche. Las canciones querían transmitir a los niños que con sus llantos y ruidos habían conseguido despertar al demonio y si no se callaban inmediatamente, se los comería o se los llevarían. En definitiva, las canciones de cuna de hoy en día no se parecen a las antiguas, algunas tienen un trasfondo oscuro.

Tonada más o tonada menos, quién no ha cantado alguna vez esta canción, para arrumar a un niño y alentarlo a dormir. Debe ser una de las tonadas, junto al feliz cumpleaños, que más se entona en el mundo de habla hispana. Pero de dónde viene eso de "...que viene el coco y lo llevará?", (luego en algunos países devino en "cuco" como sinónimo de monstruo malvado.)

Todo comienza en el siglo XVI, cuando en las cortes del Imperio portugués se intimaba a las sirvientas a cantarles a los niños de la corte para que se durmieran. El palacio de Pedro II rodeado de un parque enorme que hoy lleva el nombre de "Parque da boa vista" y que aún conserva las calles rodeadas de palmeras con cocos dio materia para la letra de la canción. 

Veamos. Todo comienza con las etapas de la fruta. Si lleyó bien, del coco.

Cuando el fruto cae del árbol porque llegó a su punto de maduración para desprenderse, queda depositado en el suelo y toma un color terroso ya que comienza la etapa en que se empieza a transformar de fruto a semilla. Al pasar los días comienza a crecer un brote desde su interior y es en este momento cuando deja de ser comestible, pero en su interior debajo de la primera capa de la semilla podemos hallar el coco duro, ese marrón oscuro que posee el manjar blanco que todos comemos.

En este momento la fruta tiene un aspecto, en uno de sus extremos, parecido a un rostro, con tres agujeros que marcan esta características. (Vea la foto). Es por eso que cuando los portugueses descubrieron este árbol en el territorio brasileño en el siglo XV lo llamaron "el árbol de los monstruos" que en portugués en una de sus acepciones en la forma figurativa significa "coco" traducido entonces como "a árvore dos cocos", es por eso que al cantar la famosa canción de arrullo si el niño no se duerme se lo llevaran los monstruos.

Es de ahí que la canción nace, desde las ventanas del palacio de D. Pedro II cuando sus criadas miraban hacia afuera y veían las calles llenas de esos "monstruos" tirados en la base de los troncos de los árboles.

coco "la cara de  los cocos"

Te puede interesar

google-site-verification: google5fe333d7a5080da2.html