Black Amaya, un blusero rabioso

Es uno de los músicos que fundó el rock nacional. Su paso por dos de las bandas más importantes del país (Pappo’s blues y Pescado Rabioso) lo convierten en uno de los bateristas más importantes del país desde que el rock irrumpió en la escena local.
Ver galería BLACK AMAYAA
1 / 6 - BLACK AMAYA
Black AmayaQuinteto

Es poco frecuente que un baterista se destaque por sí solo y también es difícil que se lo reconozca en la medida en que debería serlo. Pero dicen en la música que detrás de una gran banda siempre hay un gran baterista y este es el ejemplo. Detrás de Pappo’s Blues y de Pescado Rabioso, dos grandes bandas del rock nacional, está Black Amaya, uno de los bateristas que fundó el rock nacional.

¿Considerando que fuiste parte de los dos grupos más importantes del Rock nacional como fueron Pappo Blues y Pescado Rabioso, sentís el peso de haber sido parte de la historia fundadora del rock argentino?

BA: Con Pappos Blues fue mi incursión en el Blues y en las zapadas (improvisaciones) en formato de trío, que era lo que estaba sonando en el mundo Cream, Jimi Hendrix Experience, Johnny Winter entre tantos otros grupos de este estilo. Pappo componía en función de sus terribles solos de guitarra, que de las letras, era contar, un, dos, tres y ¡¡a tocar!! Ensayábamos poco, más que nada zapábamos y nos divertíamos mucho, era todo muy libre. Cuando teníamos que grabar la mayoría de sus temas los terminaba en el estudio de grabación… no se hacía ningún problema (risas).

¿Con Pescado Rabioso era igual?

BA: Ahora con Pescado Rabioso era totalmente todo lo contrario a pesar de que Luis Alberto nos daba toda la libertad que quisiéramos en las partes que se podía hacer obviamente porque sus canciones necesitaban más atención por la manera de componer que tenía. Él traía el tema terminado nos los pasaba y nosotros empezábamos a tocar de a poco hasta sacarlo y que quedara bien.

Con “Desatormentándonos” Luis Alberto puso la atención y la curiosidad en lo que nosotros tocábamos, si yo tocaba un ritmo, él se enganchaba con un riff de guitarra o si Bocon (Francino) con la guitarra tocaba alguna melodía, Luis enseguida tomaba otra guitarra y se ponían a tocar juntos… y de ahí salía un tema seguro. En este disco hay algunas participaciones nuestras que Luis tuvo la nobleza de registrar los temas en SADAIC con nuestros nombres. Luisito dentro de la libertad y jodas en las bandas siempre estaba atento a todo lo que se escuchaba de la banda y corregía alguna nota o ritmo.

Volviendo a tu pregunta anterior, el peso de ser parte de la historia, lo sentí con Pescado Rabioso. A medida que estábamos creciendo musicalmente como banda, empecé a ver que Luis Alberto estaba siempre antes que nosotros en todo, ya era un artista y nosotros empezábamos a entenderlo…, al menos en mi caso.

Pescado fue creciendo a pesar del paso de los años hasta la fecha, muchos jóvenes, hoy se interesan por la música de Spinetta y por ende de Pescado Rabioso.

¿Cómo fue tocar con Pappo?

BA: Con Pappo éramos más amigos, que colegas, aunque la música estaba siempre entre nosotros, Pappo era fanático de los fierros, le gustaba el campo, hacer asados, los perros, era familiero, no le importaba nada. Si tenía que cargar equipos o cocinar o manejar, se rompía algo y él lo arreglaba, pero a la hora de tocar se ponía serio y no se reía hasta que todo sonara bien entre nosotros. Él era feliz tocando su guitarra, en ese punto nos sentíamos más amigos todavía. Siento mucha felicidad por haber tocado con estos dos grandes músicos, que para mí son los más importantes del Rock Argentino, y gracias a la batería que me compró mi viejo y a estas dos bandas pude sumar mi granito de arena y quedar en la historia del Rock Nacional.

La historia de la música indica que las décadas de los 60 y 70 fueron de las más creativas en cuanto a concepciones musicales. De hecho los grandes músicos de rock, jazz y otros ritmos brillaron en esas décadas. ¿Crees que la creatividad se agotó un poco en estas primeras 2 décadas del siglo XXI en donde parece existir un llano en la creación de nuevas formulas?

A partir de los años 50 hasta los 80 y pico la creatividad musical mundial dio todo de sí, en los 60 y 70 no paraban de aparecer bandas y ¡¡eran todas buenas!! y en los años 80 fue la última etapa de creación hasta llegar a los 90 que se empezaron a poner de moda los revival, se reunían grupos que se habían separado en décadas pasadas y renace el Blues en mundo y llega hasta la Argentina. A partir de ahí, a falta de buenos compositores y músicos con ideas nuevas, se ponen de moda las bandas “alternativas”, esta nueva modalidad implica que pueden tocar desde un rock a una cumbia o de reaggae hasta un carnavalito… Por eso hay muchos jóvenes que escuchan y tocan música de los 90 hacía años atrás… Hoy el “productor” (no hay) decide que es lo mejor para escuchar y ganar dinero.

¿Quiénes fueron tus referentes para que te decidieras a tocar la batería? O quienes fueron una vez que ya te desarrollaste profesionalmente.

BA: A mí me gustaba de chico la guitarra eléctrica ,un día nos juntamos con un amigo y un primo en mi casa para hacer ruido, teníamos 12 años, a ellos le habían comprado sus guitarras criollas y yo como sabía que no me comprarían mis viejos una guitarra porque no tenían plata, decidí hacerme una batería con latas de dulce de batata y unos baldes puestos al revés y con dos palitos de las perchas de maderas empecé hacer tocar ruido.
En los ensayos de unos muchachos más grandes del barrio a quienes iba a ver, aprovechaba en los descansos y me sentaba en la batería y la tocaba con las manos despacito así no me retaban (risas). A los 14 años tocaba la timbaleta en un grupo de cumbia, no me gustaba pero como me daban todo hasta platillos y palillos, fui de cambio, así empecé a soñar con ser baterista algún día.

¿Incursionaste alguna vez en otro instrumento que no fuese la batería? (POR NO) ¿por qué no?

BA: Como te conté antes, me gustaban las guitarras eléctricas. Era lo que más me llamaba la atención de los grupos, pero tuve que elegir la batería y gracias a ella soy lo que soy ,un abuelo feliz que toca la guitarra en su casa y por ahí me sale alguna melodía linda.

¿Cómo ves a la música nacional hoy en día? ¿te gusta algún grupo nuevo?

BA: Los que llevan la bandera del rock nacional siguen siendo Divididos, Mississippi, La Renga, Viticus y Almafuerte… ¿me preguntás si hay bandas nuevas?... si…Tan Bionica (risas) Nooo…!! Me gusta Eruca Sativa. Lo veo débil al rock argentino, músicos jóvenes y con buenas músicas hay por todos lados pero no les interesa a los “productores”.

Sacando tus temas, ensayos y la cuestión profesional, ¿Escuchás música habitualmente? ¿A quiénes?

BA: Escucho música variada, por ahí me levanto con Amos Lee, Beatles, Neil Young, en el auto hace un mes que tengo a Joe Satriani, al Flaco o Jimmi Vaugham. El concierto de Aranjuez también está… tengo etapas de grupos o solistas.

Vivís en San Luis, en la ciudad de tu familia paterna que dio nombre al primer disco que lanzaste con el “Black Amaya quinteto” ¿Se puede hacer música desde una provincia que no se caracteriza por ser muy blusera o rockanrolera?

BA: Sí, vivo en un lugar llamado “Concaran” y así le puse al primer disco, después grabé otro con el quinteto, “Enlazador de Mundos”. Éste lo escribí aquí y la música también... Se puede hacer música porque vivo más tranquilo para pensar. Las listas de temas las preparo y se las mando por internet a los músicos cuando hay un show, sea de Bs. As. o de alguna provincia, aquí toco con mi amigo Jorge Albornoz que es un bajista Concaranense San Luis no es rockera, es verdad se vive tranquilo con su buena gente, pero para tocar tengo salir del valle.

¿Luego de haber sido teloneros de B.B. King con Pappo, pensaste ya habían alcanzado un sueño o fue otro recital más en la vida del grupo? ¿Se cumplieron las expectativas que habían puesto para el futuro de esa presentación?.. (contratos, presentaciones, etc.)

BA: Cuando nos volvimos a ver con Pappo para grabar Blues Local teníamos 42 años, a partir de aquí empezamos a tocar por toda la Argentina. Hicimos 2 giras nacionales y los veranos tocábamos en la costas argentinas y en Uruguay, Paraguay…, lo más lindo de todo esto era que charlábamos mucho de los años pasados y nos divertíamos como cuando teníamos 20 años en el Pappos Blues 1. Como regalo recibimos los 5 River como ¡¡teloneros de Rolling Stones!! ¡¡No lo podíamos creer!! Estábamos de gira por Córdoba cuando le avisan a Pappo, le iba cambiando la cara hasta que nos dio la noticia, empezamos a tirarnos las almohadas por la cabeza de alegría!! Después de haberlos escuchado en el Winco de la piecita de Pappo tocaríamos en el mismo escenario de los Stones!!! Estábamos muy contentos. Después de eso, lo llaman de la productora a Pappo ¡¡y le dan un notición!! 5 días en teatro Gran Rex como invitados de B.B. King.., no lo podíamos creer.
Me acuerdo que después del show nos esperaba B.B. King en su camarín y nos aconsejaba mucho, un humilde de aquellos, le gustaba como tocaba Pappo y lo quería. Al poco tiempo, nos invitan a tocar 2 River como teloneros de los Guns Roses y nos ofrecieron su sonido de escenario porque le gustó nuestra banda. Nunca me olvidaré de la cara que puso Pappo cuando tocó sus primeros acordes y yo los platillos, un sonido espectacular, impecablemente claro y poderoso. La sonrisa de Pappo lo decía todo. El último show que toqué con él fue en el 2003 en Lujan y luego a los 3 años parte de gira… al cielo.

No es habitual que un baterista componga, pero varios de los temas más icónicos del rock nacional “Despiertate nena” “Dulce 3 nocturno” O “Me gusta ese tajo” (por nombrar algunos) de Pescado Rabioso tienen tu coautoría luego de pensar en su repercusión... ¿Por qué no seguiste desarrollando la capacidad de seguir escribiendo con mayor fluidez?

BA: El único baterista argentino que compone, canta y toca es Javier Martinez, ¿por qué no segui?... porque me era más cómodo tocar, había intentado escribir pero me daba vergüenza al leerlo. Como te dije antes Luis Alberto estaba alerta siempre cuando alguno de nosotros intentábamos tocar un instrumento, los temas de Pescado que yo participo como coautor el lugar me lo dio el Flaco.

Donde me animé a escribir y componer fue con el Quinteto porque nadie lo hacía, me decían no escribí vos, y así lo hice, casi a la fuerza. Ahora estoy escribiendo algo y componiendo temas nuevos pera grabarlos en algún momento.

¿Cuáles son tus planes profesionales ahora?

BA: En estos momentos estoy escribiendo mis memorias, detrás de la batería, si puedo lo terminaré a principios del año que viene, después me gustaría grabar un disco con temas nuevos con músicos jóvenes y veteranos, variados de estilos, seguir tocando por donde me llamen y dar clases de batería aquí en el pueblo, y por supuesto ayudar en lo que pueda a mis amigos animales que los amo.

¿Si tuvieses el poder para revivir a alguno de los músicos que ya han muerto ¿a quién regresarías para tocar un último tema con él? y ¿por qué?

BA: Y con los dos, no podría elegir uno solamente, con Luisito, me gustaría tocar temas de Los Beatles como le gustaban a él aunque yo los descubrí más tarde. Él quería tocar Ana (por “Ana no duerme”) y yo no quise cuando estábamos en Pescado… charlar de temas que no pude preguntarle en su momento. Con Pappo, me gustaría invitarlo a mi casa a que pase unos días y tocaríamos por los pueblos del valle y mostrarle como vivo hoy en el campo. Los extraño siempre, me cuesta pensar que no están más físicamente, a veces se me caen unos lagrimones enormes… Hoy en día mi repertorio son temas de Pappo y del Flaco con algunos del quinteto, vivo de su música y les agradezco siempre.

No queda mucho por decir para cerrar la entrevista sólo agradecerle a uno de los bateristas mayores de Buenos Aires que nos haya dado esta oportunidad, quedando en el recuerdo como la música con la que ya está en la historia.

Te puede interesar

google-site-verification: google5fe333d7a5080da2.html