La ciudad de la literatura: Dublín

La principal ciudad de Irlanda fue declarada por la UNESCO como la representante de las letras.
Ver galería 1-pub-temple-bar-dublin
1 / 6 - El temple Bar

Algo tiene Dublín para que esta capital haya sido declarada ‘Ciudad Literaria’ por la UNESCO o para que los seguidores de James Joyce sigan cada 16 de junio los pasos de los personajes de su libro ‘Ulises, vestidos al estilo de 1904…”

Dublín es un destino para todos los públicos y atrae a todo tipo de turistas; para los amantes de la naturaleza es un excelente destino para aquellos que buscan recorrer su costa verde y escarpada y conocer pequeños y bucólicos pueblecitos típicamente irlandeses, y para los declarados urbanitas, encontrarán en Dublín una ciudad de alma joven, estimulante y pujante, con siglos de exquisita historia, una variada oferta hotelera y gastronómica y con mucha vida nocturna. Y también es la opción ideal para muchos jóvenes de todos los puntos del globo que van a aprender inglés, gracias al animado centro de la ciudad y a los verdes parajes de los alrededores.

Que visitar en Dublín

Fundada por los vikingos a principios del siglo IX, la capital irlandesa ha sido escenario de guerras y conflictos hasta llegar a definir su propia identidad en el siglo XX. Gracias a su pasado, Dublín es hoy una capital moderna, próspera y rica en historia capaz de cautivar a sus visitantes con la mezcla de las más arraigadas tradiciones gaélicas y una constante adaptación al mundo moderno.

Dublín es literatura, cuna y lugar de inspiración de grandes escritores como James Joyce, Oscar Wilde, Samuel Beckett, o Bram Stoker, que reflejan en sus obras su visión de la ciudad en la que vivieron.

La ciudad destaca por muchos de sus monumentales edificios llenos de historia, por sus museos (como la casa donde vivió Oscar Wilde durante 23 años, en el nº1 de Merrion Square, que ahora es una casa museo con visitas guiadas) y por un ambiente casi mágico que envuelve toda la capital, se trata de un lugar en el que se puede gozar sin prisas de sus verdes jardines y disfrutar de agradables veladas degustando una cerveza Guinness en cualquiera de los cientos de tabernas y pubs tradicionales.

Las ofertas de las aerolíneas de bajo costo (low cost) me llevaron un fin de semana largo conocer y a recorrer esta increíble ciudad y estos son los lugares imprescindibles que el viajero no debe dejar de visitar y conocer.

A continuación detallo, a modo de guía, un recorrido por los lugares imperdibles de la ciudad; igualmente les aconsejo dejarse perder por sus calles y sorprenderse en cada esquina o en cada plaza o frente a un centenario edificio, vivir el verde, la lluvia y la literatura que se respira en sus calles, así se disfruta del encanto de una urbe de las características de Dublín. Así que, si tienen pensado ir a estudiar inglés o simplemente desean hacer un viaje distinto e ir a conocer esta magnífica y noble ciudad, ¡tomen nota!

O’connell Street

Esta calle es el centro neurálgico de Dublín, la arteria comercial de la ciudad. Es una zona que siempre concentra mucha gente gracias a sus amplias aceras. En la calle O’Connell encontramos el Spire (la espiral), una aguja de 120 metros que se construyó en 2003.

Temple Bar

El Temple Bar es el eje del ocio nocturno de Dublín. Es una zona de calles adoquinadas y típicos pubs irlandeses.

El barrio recibe el nombre por Sir William Temple, que adquirió los terrenos en el año 1600. El Temple bar empezó a convertirse en un lugar con mucho potencial, sobre todo turísticamente hablando, a partir de 1991, cuando Dublín fue seleccionada Capital Europea de la Cultura.

De día también se colocan por la zona mercados de comida y de libros, lo que lo convierte en una zona con mucho ambiente tanto de día como de noche.

Además, Temple Bar da nombre al que probablemente sea el pub más famoso de la ciudad, aunque es tan mítico que siempre está lleno de gente y las jarras de cerveza no son precisamente económicas. (Pero un gustito hay darse, siempre)

Fábrica de Cerveza Guinness

Una de las visitas más entretenidas en Dublín es la que se puede hacer a la Guinness Storehouse o la fábrica de cerveza Guinness. Este almacén se construyó a principios del siglo XX para la fermentación de esta cerveza y un siglo después abrió sus puertas al público como espacio turístico.

El museo es un recorrido por la historia de la marca y de la fabricación de la cerveza. Es posible ver la maquinaria que se utilizaba para la fabricación de la cerveza, cómo se transporta al resto del mundo y también un repaso a las campañas publicitarias más famosas de Guinness.

En el precio de la entrada está incluida una jarra de cerveza que puedes pedirte en el Gravity Bar en la última planta, disfrutando de las vistas de toda la ciudad.

¿Sabía usted que la cerveza adquiere el color negro cuando pasa un rato desde que se ha tirado? Compruébelo usted mismo, no se lo pierda. Le recomiendo comprar la entrada por internet. Es la mejor manera de ahorrarse unos euros y la correspondiente cola, sobre todo si viaja en fin de semana.

Trinity College

Esta universidad puede presumir de ser la más antigua de Irlanda y una de las más famosas del mundo. Pero, además, cuenta con la biblioteca que posee la mayor colección de manuscritos y libros impresos de la República de Irlanda.

Y sí, es una biblioteca muy completa pero también preciosa. La sala principal de la Antigua Biblioteca se conoce como “long room” porque mide 65m de largo y en sus estanterías reposan más de 200.000 de los libros más antiguos de la biblioteca.

En total, en toda la biblioteca, estamos hablando de casi 3 millones de libros repartidos en ocho edificios.

Phoenix Park

El parque urbano más grande de Europa. 700 hectáreas de zona verde en las que caminar, dar un paseo en bicicleta o simplemente tirarse en el césped a mirar el cielo.

Además, dentro del parque también se encuentran los siguientes enclaves turísticos:

– El zoo de Dublín, uno de los más antiguos del mundo.

– La columna de Phoenix, coronada por una escultura del ave fénix y que da nombre al parque.

– Wellington Testimonial, un obelisco en honor al duque de Wellington.

– Áras an Uachtaráin, la residencia oficial del presidente de Irlanda

– People’s garden, una zona ajardinada y cultivada.

St Stephens Green

Este parque se encuentra en el corazón de Dublín y es de los más antiguos de Irlanda (data del año 1664). Aunque el Phoenix Park es mucho más grande, este está en el centro de Dublín y es más accesible y también más fácil de recorrer por sus dimensiones.

Catedral de San Patricio

San Patricio, patrón de Irlanda, tiene su catedral en Dublín. Ésta se construyó junto a un pozo en el que el santo bautizó a los conversos en el año 450.

Como tantos edificios sagrados, la Catedral de San Patricio ha sufrido muchos cambios con el paso de los siglos fruto de incendios y posteriores restauraciones. Hoy en día luce así de bonita:

Catedral Christ Church

Es, junto a la catedral de San Patricio, la catedral más importante de Dublín y también la más antigua.  Empezó a construirse en el año 1038 y se ha ido modelando con el paso de los años.

Bajo la iglesia se encuentra la estructura más antigua de Dublín, una enorme cripta del siglo XII.

El castillo de Dublín

La visita a esta fortaleza merece la pena sobre todo para comprender algunos períodos de la historia del país.

Aunque actualmente se utiliza como lugar de celebración de las recepciones oficiales del gobierno, anteriormente se utilizó como asentamiento de vikingos, fortaleza militar, residencia real, etc. Como en otros edificios similares, las estancias reales están decoradas como lo estuvieron en su día.

El castillo de Dublín es, en definitiva, un espacio que cuenta muchas y diferentes historias de la ciudad.

Dos pubs para salir de fiesta en Dublín: O’Neills y Dicey’s garden

En el primero suele haber música en directo y muy buen ambiente. Aunque se trata de una conocida cadena de pubs, mantiene el estilo de bar tradicional irlandés.

El Dicey’s garden, por su parte, es un lugar escogido por muchos jóvenes porque es un pub económico donde tomarse unas cervezas y ver gente.

Junio en Dublín, el festival Bloomsday

Cada vez más popular, el festival Bloomsday evoluciona cada año para mejor, con decenas de nuevas y sorprendentes actividades. Además de los tradicionales recorridos guiados por el Dublín de James Joyce y de sus personajes más emblemáticos, con Ulysses a la cabeza, en la agenda de la semana del 11 al 16 de junio ya están programados desayunos y tardes de té temáticas, tertulias literarias y de la vida en torno a unas cuantas jarras de cerveza o vasos de whisky, recitales de poesía y hasta una carrera, además de todas las convocatorias teatrales que vendrán de la mano del Bloomsday Fringe.

Si está pensando en una excelente posibilidad para estudiar inglés y si además de aprender inglés, desea conocer una fantástica ciudad y vivir toda una experiencia turística de primer nivel, no lo dude, Dublín es su destino.

Dublín, Ciudad de la Literatura de la UNESCO

Como les contaba al comienzo de la nota, algo y mucho de literatura tiene Dublín. Inevitablemente, la capital de la Isla Esmeralda guarda infinitos secretos que apasionan al viajero y que han sido una fuente de inspiración para muchos, incluidos algunos de los mejores escritores de la historia.

Los vínculos de Dublín con el mundo de las letras se pueden encontrar en muchos rincones de esta ciudad, hasta en la barra de muchos de sus interesantes pubs, muchos de estos establecimientos fueron frecuentados por genios de la literatura irlandesa, como Samuel Beckett o Flann O’Brien, quienes buscaban allí inspiración para los argumentos sus obras.

Dublín es reconocido en el mundo entero por tener una rica herencia literaria, siendo el hogar de escritores mundialmente reconocidos y al mismo tiempo una ciudad donde la literatura sigue desempeñando un papel importante en la sociedad y la vida de las personas. Cuenta con cuatro Premios Nobel - dramaturgo George Bernard Shaw, poetas W.B. Yeats y Seamus Heaney, y el multifacético Samuel Beckett. En la ciudad se pueden encontrar muchas bibliotecas e instituciones literarias, todas ellas con el respaldo de una fuerte industria editorial y de venta de libros.

El ambiente literario animado en la ciudad se nutre de una gama de programas de educación y promoción de alta calidad con el apoyo de los sectores público y privado. Además, el aspecto multicultural de la escena cultural de Dublín es una gran oportunidad para fomentar el diálogo intercultural a través de la literatura.

Hasta nuestro próximo encuentro.

https://dublin.ie/

http://www.ireland.com/es-es/destinos/republic-of-ireland/dublin/

http://www.unesco.org/new/es/culture/themes/creativity/creative-cities-network/literature/dublin/

Te puede interesar

google-site-verification: google5fe333d7a5080da2.html