Arte Románico en Andorra.

Lugares 04/07/2017 Por
Un paseo por las centenarias iglesias del país de Los Pirineos.
Ver galería DSC00918
1 / 8 - Sant Martí de La Cortinada.

Vivir en Barcelona a menos de 200 kilómetros del Principado de Andorra tiene sus ventajas, ya que un fin de semana al mes nos acercamos al pequeño país de Los Pirineos y disfrutamos del encanto y la magia de sus picos montañosos y sus valles. En viajes anteriores nos habíamos limitado a recorrer la capital, Andorra la Vella (Andorra la vieja) para degustar su excelente gastronomía y sus platos de montaña, caminar por sus bulliciosas calles llenas de turistas, visitar sus centros comerciales, sus tiendas de electrónica y fotografía y terminar comprando cosas que muchas veces no las necesitábamos. En dos oportunidades fuimos a esquiar en familia a la estación de esquí de Pal Arinsal, también hicimos senderismo y recorrimos dos parques naturales; el Parque Natural de la Vall del Sorteny y el de Les Valls del Comapedrosa siempre con la cámara fotográfica colgada del cuello y disfrutando de un paisaje inigualable.

Pero esta vez fue diferente; llegamos cuando caía el sol detrás de los Pirineos, nos instalamos en el apart hotel de siempre, salimos a cenar y de regreso para el apart hotel pasamos por la oficina de Turismo, donde nos atendieron de maravillas y nos entregaron unas completísimas guías; las leímos a todas, mientras tomábamos un rico té y de común acuerdo nos decantamos concretamente por la guía de Cultura y, como curiosos que somos, elegimos conocer las iglesias y monumentos, las joyas románicas diseminadas por todo el Principado.

Así que en cuanto nos levantamos y desayunamos pusimos rumbo a la Casa del Vall, punto de partida de nuestro tour pirenaico, donde conocimos un poco de historia del Principado. La Casa del Vall es la antigua sede del Consell General, el Parlamento de Andorra, un edificio emblemático por su valor y relevancia histórica. La casa se construyó en 1580, pertenecía a la familia Busquets y fue adquirida en 1702 por el Consell General, el edificio es de planta rectangular con tres crujías, siguiendo las topologías de las masías señoriales catalanas. En la fachada principal se destacan algunos elementos de defensa: cañonera, torre y matacanes, el edificio se restauro en 1962. (Visita guiada con reserva. Entrada gratuita)

Andorra, su historia:

La primera aparición del nombre de Andorra se encuentra en el documento de cesión del emperador Carlos el Calvo, del año 843, en el que cede a su fiel conde de Urgell el valle de Andorra, situado en la comarca de Urgell.

A partir de los siglos X y XI, se extiende progresivamente el dominio de los obispos de Urgell sobre los valles de Andorra, que los convierten, a partir del siglo XII, en una señoría episcopal.

A partir del siglo XIII, empieza un período de luchas y hostilidades entre los obispos de Urgell y los condes de Foix por la soberanía de Andorra, que finalizan con la firma de dos convenios sucesivos denominados Pariatges.

Los Pariatges son unos de los documentos fundamentales de la historia de Andorra porque establecen la coseñoría indivisa entre el obispo de Urgell y el conde de Foix. También fijan los tributos a pagar por los andorranos como la "quèstia", organizan la justicia por medio de los batlles (jueces) y nombran a los vegueres y notarios. Son instituciones que todavía ahora sobreviven reformadas en el Principado.

El primer Pariatge fue firmado en 1278 por Pere d'Urtx, obispo de Urgell y Roger Bernat III, conde de Foix y vizconde de Castellbò. El segundo fue firmado diez años más tarde, en 1288, también por Pere d'Urtx y Roger Bernat III.

El día 14 de marzo de 1993, el pueblo andorrano aprobó por amplia mayoría la primera Constitución de Andorra, que consagra el país como un coprincipado parlamentario, un estado de derecho, democrático y social.

Andorra vive su gran esplendor, con la aprobación de la Constitución y la entrada en la Organización de las Naciones Unidas y en la actualidad se consolida como un gran centro turístico tanto en el sentido comercial como en la práctica de los deportes de invierno y de montaña.

Los ancestrales Copríncipes siguen representando la Cabeza del Estado en Andorra, pero puede decirse que tanto el Obispo de Urgell como el presidente de la República Francesa, reinan pero no gobiernan en Andorra y representan al Principado aunque este mantenga su autonomía. Ambos tienen un representante permanente para Andorra.

La Ruta del Románico.

Andorra se encuentra ubicada estratégicamente en un lugar de paso, de confluencias y de intercambios, que ha favorecido la fusión de las influencias extranjeras con la tradición artística local. Las Iglesias emblemáticas del Principado se ponen al alcance del visitante como monumentos arquitectónicos y son una oportunidad auténtica y única de acercarse a la historia y a la cultura del pequeño Principado.

El arte prerrománico y el románico son las manifestaciones artísticas que más perduran en el Principado, mientras que en otros lugares de Europa se imponen otros estilos arquitectónicos. El románico andorrano nos habla de la formación de las comunidades parroquiales, de las primeras relaciones de poder, de la fascinación por el misterio y por lo inexplicable. Arquitectónicamente, las iglesias prerrománicas y románicas se caracterizaban por ser construcciones sencillas, de pequeñas dimensiones y de ornamentación sobria y sin pretensiones, pero mantienen las premisas básicas de este estilo que se despliega entre los siglos XI y XII y permite seguir una evolución desde que se concibe como estilo hasta que adquiere las formas bien desarrolladas del románico pleno. La casi total carencia de cualquier elemento escultórico es sobradamente suplida por otros alicientes como las armoniosas formas y volúmenes de la construcción, las soluciones arquitectónicas para la adaptación a los terrenos sobre los que se asientan muchas de ellas, la presencia de pinturas murales en gran número de los templos visitados y los entornos naturales que podemos disfrutar cuando vamos en su búsqueda.

A continuación, detallo los ejemplos;

SANT ROMÀ DE LES BONS (Encamp): Consta de la Iglesia de Sant Romà de origen románico y construida en el siglo XII, dos palomares de época moderna, una casa fortificada del siglo XVII, una torre de defensa del siglo XIII y un depósito de agua con circuito de irrigación excavado en la roca. Desde el conjunto hay unas vistas preciosas del pueblo de Encamp.

IGLESIA DE SANTA EULÀLIA (Encamp): La iglesia de Santa Eulàlia tiene un campanario románico-lombardo de 23 metros de altura, el más alto de Andorra. Aunque conserva algunas partes de la arquitectura original, el edificio ha sido modificado en varias ocasiones entre los siglos XVII y XX. En el interior destaca la pila bautismal románica, tres retablos barrocos de los siglos XVII y XVIII y la vidriera obra del artista Agustí Rios, de Encamp.

IGLESIA DE SANT JOAN DE CASELLES (Canillo): Iglesia románica de finales del siglo XII. En el interior se conservan vestigios de una majestad románica de estuco del siglo XII que representa la crucifixión con Longinos y Stephanon acompañados por el Sol y la Luna, además, el retablo del siglo XVI es de gran valor artístico y muestra escenas de la vida y martirio de San Juan, patrón de la iglesia.

IGLESIA DE SANT SERNI (Canillo): Construida entre 1758 y 1768 sobre una antigua iglesia dedicada a Sant Serni de 1099. En el exterior podemos ver una pila bautismal reconvertida en fuente.

SANTUARI DE MERITXELL (Canillo): Dedicada a la patrona de Andorra. En el recinto podemos ver todavía la iglesia original, de estilo románico que se incendió en el año 1972 y fue rehabilitada en 1994. El santuario nuevo fue proyectado por el arquitecto Ricardo Bofill en 1976 y en su altar se muestra una reproducción de la talla románica de la Mare de Déu de Meritxell. Una de las cosas más destacadas del santuario son los alrededores, en mitad de la naturaleza. El día de Meritxell se celebra cada año el 8 de septiembre.

SANT MARTÍ DE LA CORTINADA (Ordino): Iglesia románica del siglo XVII que ha sufrido diferentes transformaciones a lo largo del tiempo como el cambio de orientación de la nave durante la época barroca. Destaca el mobiliario de madera del siglo XVII, el carrillón, el confesionario y las rejas de hierro forjado que protegen el altar, testimonio de la industria del hierro en el valle.

CENTRO DE INTERPRETACIÓN DE ANDORRA ROMÁNICA (Pals): Está situado en el pueblo de Pals y mediante un audiovisual y una exposición muestra las principales características del estilo románico. En su exposición podemos encontrar entre otras cosas una cruz espinada de madera policromada procedente de la Iglesia de Sant Cerní de Nagol. La entrada es gratuita.

IGLESIA DE SANT CLIMENT (Pals): Data de finales del siglo XI y es posible hacer una visita guiada gratuita previa reserva en el Centro de Interpretación de Andorra románica, que está a escasos 50 metros. Lo más destacado es su campanario de tres pisos de estilo lombardo con ventanas geminadas y doble geminadas. En su interior destaca el altar con un retablo dedicado a San Clemente.

IGLESIA DE SANT CRISTÒFOL D’ANYÓS (La Massana): Del siglo XII, todavía conserva parte de la estructura románica original. Está situada en la parte alta del pueblo de Anyós desde dónde se domina visualmente la entrada al valle de Escaldes-Engordany, los pueblos de La Massana, Sispony y algunas veces hasta Ordino. En el interior podemos contemplar una representación de la Santa Cena, de estilo franco-gótico.

IGLESIA DE SANTA COLOMA (Santa Coloma): Posee el único campanario de Andorra de estilo lombardo redondo. En su interior se conserva una talla de la Virgen del Remei del siglo XII-XIII.

IGLESIA DE SANT ESTEVE (Andorra La Vella): De origen románico, aunque ha sufrido importantes modificaciones a lo largo del siglo XX. De este período se conserva en el interior una viga de madera policromada aunque también hay repartidas algunas piezas por diferentes museos de Cataluña y algunas colecciones privadas.

PUENTE DE LA MARGINEDA (Andorra La Vella): Situado encima del Río Valira en el camino real que comunicaba Sant Julià de Lòria con Andorra la Vella. El puente data del siglo XIII-XV y es uno de los pocos ejemplos de puente medieval del país. Tiene 33 metros de largo y 9,20 de alto.

SANT MIQUEL D’ENGOLASTERS (Escaldes-Engordany): Iglesia de origen románico construida con anterioridad al siglo XII. Destaca por la desproporción entre la nave y el campanario de 17 metros de altura que conserva en el centro de los arcos de las ventanas geminadas unas cabezas esculpidas de estilo románico, uno de los pocos testimonios que quedan en Andorra.

IGLESIA DE SANT CERNI DE NAGOL (Nagol): Bajo mi punto de vista una de las iglesias más bonitas de Andorra. Está situada en un alto desde dónde se puede divisar el pueblo de Sant Julià de Lòria y los alrededores que son impresionantes. En el interior se conservan los primeros esbozos pictóricos que se conservan del románico andorrano.

Espero que les haya gustado el recorrido y las fotografías.

Hasta nuestro próximo encuentro.

 

Fuentes; Oficina de Nacional de Turismo de Andorra

www.andorra.ad

Te puede interesar

google-site-verification: google5fe333d7a5080da2.html