Miguel Zenón, un saxo con consciencia social

Miguel Zenón es un saxofonista portorriqueño, ganador de grammys y que difunde su música con conciertos gratuitos en las zonas rurales de su país.
Ver galería miguel zenon2
1 / 2 - miguel zenon

Es cierto que la cuna del jazz es EE.UU pero con el paso del tiempo la excelencia musical del género se ha extendido por todas las regiones del mundo. Así encontraremos a nuevos valores que generarán tendencias futuras como lo han hecho los grandes maestros “negros” y no tanto del país del norte.

En esta búsqueda de nuevos-viejos valores del jazz encontraremos que, desde el Japón con Hiromi Uehara pasando por el Brasil con Eliane Elias y llegando a Puerto Rico con Miguel Zenón el saxofonista que por estos días está visitando la Argentina para hacer presentaciones en un club de jazz, los nuevos valores no son ni nuevos y enriquecen al género con sus nuevas piezas o sus grandes interpretaciones de viejos temas.
Miguel Zanón, nació en 1976, año que brillaba el jazz fusión con músicos como Miles Davis, John McLaughlin, Chick Corea, el austríaco Joe Zawinul, Keith Jarrett, George Benson, Billy Cobham y tantos otros que no alcanzaría un portal entero para mencionar. Empezó desde muy pequeño a tocar sin tener influencia familiar y cuando fue admitido en la escuela de Música Libre de Puerto Rico, se abocó al jazz por la influencia que Charlie Parker le generó con su improvisación.

Nominado a ganar varios premios grammy y ganador en 2014 con su albúm “Changeable” luego de graduarse en Berklee y de realizar una maestría comenzó a tocar acompañando a grandes músicos como la banda de Charles Mingus, Charles Haden, Steve Coleman y otros.

En 1999 Zenón empezó a tocar composiciones propias junto con el baterista mexicano Antonio Sánchez (a quien conoció en el Berklee College of Music), el bajista austriaco Hans Glawischnig (compañero de banda de Zenón en el David Sanchez Group) y el pianista venezolano Luis Perdomo (un compañero de clase de Glawischnig está en la Manhattan School of Música). Se reunirían para sesiones de ensayo en el apartamento de Glawischnig en el Upper West Side de Nueva York y tocarían algunas de las primeras composiciones de Zenón. El grupo, que eventualmente se convirtió en el Cuarteto Miguel Zenón, pronto comenzó a actuar en varios lugares de la ciudad, como la C Note y la Galería de Jazz. En 2005 Sánchez comenzó a trabajar regularmente con el Grupo Pat Metheny y fue reemplazado en el cuarteto por el puertorriqueño Henry Cole.

Lleva en su haber diez discos como solista y con composiciones propias entre los que podemos nombrar el primero “Mirando hacia el futuro”, y luego vendría con Brandford Marsalis “Ceremonia” del cual fue descrito por All About Jazz como una "grabación (que) trae no sólo persuasiones latinas sino también una mezcla refinada de influencias contemporáneas, clásicas y globales ... Muy recomendable". Luego vendría “Jibaro”.

Algo que para el argentino promedio no puede pasar desapercibido es que su cuarto albúm Rayuela - Sunnyside Records (2012): Una colaboración con el pianista y compositor francés Laurent Coq , este álbum fue inspirado en el libro del mismo nombre por el escritor argentino Julio Cortazar . La grabación también cuenta con Dana Leong (en violonchelo y trombón) y Dan Weiss (sobre mesa, batería y percusión).

Miguel Zenón no es solo un saxofonista virtuoso, es por sobre todo un ser humano sensible y con consciencia social fundadas en su infancia pobre en un bario humilde que desencadenaron que en 2011 fundara “Caravana Cultural”, una iniciativa que organiza conciertos de Jazz gratuitos en zonas rurales de Puerto Rico. Cada concierto se centra en la música de una figura distinguida del jazz (Charlie Parker, Miles Davis, Duke Ellington, entre otros) y es precedido por una presentación pre-concierto que toca los elementos básicos del jazz y la improvisación. En los conciertos también incorpora a jóvenes músicos de la comunidad, que se unen a la banda en la última pieza de la presentación. “Caravana Cultural” (que es financiada y producida por Zenón) pretende hacer una "inversión cultural" en la isla utilizando la música jazz como vehículo, al mismo tiempo que amplía la audiencia para este género en la Isla.

Te puede interesar

google-site-verification: google5fe333d7a5080da2.html