Nati Mistral: se apagó la voz de la poesía

Cine Por
La actriz española fue una de las que más obras de Federico García Lorca representó en su carrera como artista.
Ver galería nati mistral
1 / 2 - nati mistral
Nati Mistral

Natividad Macho Álvarez, más conocida por su nombre artístico, Nati Mistral nació en Madrid, el 13 de diciembre de 1928 y falleció el 20 de agosto de 2017. Supo ganarse al público español y del mundo por su voz sobresaliendo por su dicción exacta y claridad de pronunciación, lo que la llevó a dar recitales poéticos de autores clásicos pero sobre todo los de Federico García Lorca.

Con una extensa trayectoria en el cine y el teatro, Mistral fue una de las artistas que más veces interpretó obras de Federico García Lorca y tuvo un romance especial con Argentina , donde no sólo desplegó su arte sino que también fue dueña del Teatro Avenida junto con su compatriota Alberto Closas.

"La vida es una estafa, una mierda. Ya decía Calderón que «todo bien es pequeño», y aquello de «La vida es sueño»: «Que alguien intente reinar viendo que ha de despertar en el reino de la muerte...»", recitó una vez la artista en una entrevista. Dueña de una voz inconfundible y de una personalidad arrolladora, Nati Mistral no temía decir lo que sentía ni lo que pensaba. Calderón, Lope, Tirso o Lorca (o la letra de un tango), siempre en la punta de los labios, como pilar en el que apoyar sus propios pensamientos o como lanzas que pinchen un poco la estupidez y nos despierten, la voz de la poesía se apagó para siempre. Tenía en la cabeza a los clásicos de la literatura y de mayor con una gran memoria intacta. 

Se consideraba una superviviente de la sociedad y alguna vez dijo de la nuestra "Pero yo le pido la muerte a Dios todos los días. El actor George Sanders se despidió diciendo: «Adiós, idiotas». Yo quiero decir «Adiós, pelotudos», así, en homenaje a mi querida Argentina.

Triunfó como actriz dramática en producciones de Divinas palabras, con la que se inauguró el Teatro Bellas Artes de Madrid en 1961, Fortunata y Jacinta, Medea; Anillos para una dama; Isabel reina de corazones, y La Dorotea, por mencionar sólo algunas de las grandes obras. Su última obra fue Tras las huellas de Bette Davis en 2007.

Pasó por decenas de escenarios de España, México y Argentina entre lo que se puede destacar que en 1978 protagonizó en el rol de "la Madre"  la opera Bodas de Sangre de Juan José Castro en el Teatro Colón de Buenos Aires con dirección de Antonio Tauriello.

Menos frecuentes han sido sus apariciones en cine, aunque ha rodado, entre otras películas, Maria Fernanda la Jerezana (1946), su primer trabajo a las órdenes de Enrique Herreros; Las inquietudes de Shanti Andía (1947); Currito de la Cruz (1949) o Mi Buenos Aires querido (1961).


Poesías recitadas por Nati Mistral

Te puede interesar

google-site-verification: google5fe333d7a5080da2.html