Cuando la música se vuelve "peligrosa"

Humanidades Por
El grupo terrorista yihadista ISIS tiene como blanco a músicos occidentales, lo que transforma a sus recitales en reuniones peligrosas para los oyentes.
Ver galería ariana grande
1 / 3 - ariana grande

La música se ha convertido en uno de los blancos directos del autoproclamado Estado Islámico. Desde el atentado producido en la sala Bataclán de París durante el concierto del grupo Eagles of Death Metalhasta las últimas amenazas al grupo californiano Allah- Las en su show de Rotterdam, son numerosas las muestras de odio hacia la cultura y música occidental por parte de la Yihad.

En noviembre de 2015 los terroristas irrumpieron en la emblemática sala de conciertos en pleno corazón de París y acabaron con la vida de 90 personas, la mayoría asistentes al concierto de la banda de heavy metal. Dos años más tarde, durante el mes de mayo, la masacre se volvió a repetir: una bomba explotaba en el Manchester Arena mientras Ariana Grande ocupaba el escenario con su espectáculo ‘Dangerous Woman’.

Hace tan sólo unas semanas- seis días después de los ataques de Barcelona- volvían las amenazas de los yihadistas sobre grupos de música, esta vez el objetivo fue la banda californiana Allah- Las en el concierto que estaba previsto en Rotterdam, del que tuvieron que salir escoltados tras un aviso de la Guardia Civil. El grupo contó que había recibido correos electrónicos de musulmanes que criticaban la elección de su nombre, pero que en ningún momento pretendían burlarse de esta religión y que tan solo querían un título que sonase “sagrado”.

Otro de los cantantes más controvertidos para el Estado Islámico es el rapero jamaicano Sean Paul, que también recibió amenazas de muerte si realizaba un concierto de Nochevieja en las islas Maldivas: “Sean Paul,si visitas Maldivas el mundo verá tu cuerpo quemado y cubierto en sangre. Sean Paul, quien se unirá en la celebración de Año Nuevo de 2014, es el mayor infiel”, dijeron en un vídeo colgado en Youtube.

Los ataques, críticas y amenazas a la cultura occidental son numerosos y no solo tienen lugar en nuestro territorio. En Irak, miembros del ISIS decapitaron a un niño de apenas 15 años por escuchar música pop en su móvil. Estos estilos instrumentales son contrarios a los regidos por los terroristas, que solo escuchan sus propios ‘nasheed’, cánticos religiosos que se han convertido en los himnos de la yihad.

Por otra parte, la cantante y actriz procedente de Irán Helly Luv, se ha convertido en un verdadero símbolo de la lucha contra el ISIS, al considerarla como “la mujer más buscada y odiada”. Su estilo occidentalizado con su larga melena roja, chaqueta militar, tacones, anillos y uñas de porcelana se rebela en contra del grupo terrorista y reivindica que su más potente arma es la música .

En su último vídeo ‘Revolution’ simula el ataque entre las tropas kurdas contra las yihadistas en un pueblo cercano a Mosul, de hecho al final del clip se puede ver a la cantante hablando a la cámara mientras dice “Ahora mismo estamos a tres kilómetros de ISIS” mientras se oyen disparos a lo lejos. A raíz de este último hit la cantante ha reconocido que ha recibido numerosas amenazas de muerte, algo que “ya se esperaba” tras la publicación de su single.

Te puede interesar

google-site-verification: google5fe333d7a5080da2.html