Arturo Schneider: “La música me envolvió desde chico”

Entrevistas Por
Entrevista SEMANAL. Queremos homenajear a este gran músico quien nos concediera una entrevista llena de anécdotas en 2014. Charlamos con uno de los pioneros del jazz local y quien junto a Eddie Pequenino fue el primero en grabar un disco de rock nacional. Tocó con Piazzolla en el Carnegie Hall y con decenas de músicos de la talla de Celia Cruz o Nat King Cole.
Ver galería schneider_1_web
1 / 3 - schneider_1_web
Tema tocado especialmente para la entrevista

Llegamos a la casa del saxofonista de jazz y fuimos recibidos con una familiaridad tal que nos cobijaba como si nos conociéramos de años.
Hablamos así como amigos no? Nos dice rompiendo toda formalidad posible y un café con unas “delikatessen” mediante, inauguró nuestra informal entrevista devenida en sabrosa merienda en letra y música.

Arturo Schneider nació en la ciudad de Casilda en el seno de una familia de músicos quienes lo iniciaron casi como un juego en el estudio de la misma. Su tío Juan le indicó cómo tocar el redoblante y así Arturo lo hizo durante meses, creyendo, desde muy chico, que sería baterista. El mismo Arturo comenta hoy que a los seis o siete años la batería lo aburrió y abrazó una trompeta como quien cambia de juguete explorando el mundo de los sonidos. Como la boquilla le lastimaba los labios, como todo niño siguió explorando y se topó con un clarinete. “Comencé a tocar lo que tocaba Benny Goodman y Artie Shaw, a los que escuchaba por radio, en onda corta o en discos”, nos dice sin dejar de aclarar que en su Casilda natal estudió con el maestro Mastroiacobo y ya tocaba en la Banda Municipal. En Rosario toma clases con Juan Grisiglione, famoso en aquella época. Y se incorpora a una pequeña orquesta de jazz llamada Las Estrellas Rítmicas

Arturo, jugó de niño con los instrumentos con la naturalidad que la edad le permitía, pero… ¿Alguna vez pensó en la transición del niño músico al joven que elegía ese mismo juego para toda la vida y como medio de vida?

AS: No, la verdad no. Era algo que me apasionaba por más que, por ejemplo, también me gustaba con locura la mecánica de alta precisión y era muy tuerca. La música me envolvió desde chico. Decididamente uno nace para ciertas cosas. Eso si…silbaba muy bien ahora no… ¡ya se me gastó! y de pibe tenía muy buen oído.

Pasaron muchos instrumentos por sus manos pero aún no llegó el saxo a escena. ¿Cuándo se lo presentó la vida para no separarse más de él?
Un viaje con mi padre a Buenos Aires fue el comienzo de mi amor por el saxo tenor y volví a casa con un Selmer dorado. Luego, el clarinetista y director Barry Moral solía buscar músicos para su orquesta en ciudades del interior del país y una noche me escuchó en un local rosarino. Y… parece que le gusté porque un par de semanas después me llamó. Por los ´50 me radiqué en Buenos Aires. Durante el día trabajaba en una casa de repuestos de autos y a la noche tocaba en la orquesta de Barry Moral y en diciembre de ese año me fui .de gira a Chile con la orquesta y toqué con la agrupación de Moral hasta 1952, año en que participé, junto a varios músicos de ésta orquesta, en la formación de La San Francisco Jazz.

¿Cómo llegó Eddie Pequenino a su vida?

AS: También en la década del 50 Por esos años, se había volcado primero al rhythm & blues y luego al rock & roll. Empecé como parte de la banda y tocando saxo tenor grabé en Rosario para el sello Embassy el álbum Eddie Pequenino y su Rhyth Band.
Luego Pequenino formó el primer grupo de rock de Argentina, Mr. Roll y sus Rockers, y yo estaba entre ellos junto con Franco Corvini en trompeta y a Lalo Schifrin. Grabamos el primer disco de rock and roll en el país, a base de covers de Bill Haley.

¿Ud. cree que habría hecho más renombre si se hubiera quedado en el exterior?

AS: Si. Acá soy ignorado. No me conocen. Fui a lugares que están en la Capital a presentarme para tocar pero no sabían ni quién era. Tengo que dejarles un curriculum y un disco de muestra.

¿Qué recuerdos tiene sobre alguno de ellos que venga a su memoria y nos desee compartir?

AS: Uyy Hay tanto para contar!! ¡Les cuento cosas que me vienen a la cabeza! Cuando fuimos con Piazzola al Carnaghie Hall estaba lleno. Hasta el acomodador bailaba. Lalo Schifrin se hizo más bien en el exterior, acá nos apreciábamos mucho. Luego me contrató a mí para la orquesta y por supuesto fuí. En sábados circulares de Pipo Mancera, su baterista era Pichi Mazzei y como fumaba mucho y no se podía salir de la audición me dice: “Alemán tocá la batería que salgo a fumar” El se fue y yo me preparo para unos pequeños compases de menos de tres minutos y cuando iban a marcar para empezar el tema me ven a mí y se quedaron duros, no entendían nada y había que hacerlo!! Y por suerte salió bien y Pichi después vino de fumar se sentó en la batería y siguió como si nada jajaja ¡Una travesura!
No soy una persona de alardear siempre intento ser prudente y educado y que todo sea para bien y puedo decir que muchos me quieren!

¿Cómo fue su experiencia con los músicos extranjeros?

AS: Son muchas, puedo contarle algunas… Con Joao Gilberto fue muy especial. Es una persona muy cerrado. Es como si estuviera en otra estratósfera. Queríamos afinar con Jorge López Ruiz afinar la misma noche que teníamos que tocar y no podíamos y me fui a afinar al lado de él. Existe una ley de afinación y le digo por favor maestro, Ud. está muy alta su afinación y yo muy bajo y no voy a poder tocar. El tocaba todo muy plano, muy sutil. Y empezó a bajarla. Pero respetuoso afino y ése fue mi único trato.
Con los Plateros toqué con los originales!! Tenían un swing mayúsculo. Y tocábamos en el avión y pasamos unas horas hermosas y al resto de los pasajeros muy contentos. Les alegramos el viaje.
También tuve la oportunidad de acompañar a Raphael varias veces. En Canal 13 y en unas giras. Excelente persona y estaba contentísimo con nosotros porque los músicos argentinos tenemos la cualidad de amoldarnos a las circunstancias.
Algo especial fue Marlene Dietrich un enorme placer. ¡Me dio la mano! Una piel hermosa. Además una excelente persona y nos dio a todos un presente por haberla acompañado.
Con Celia Cruz ¡¡Ah especial!! Excelente persona. Era chinche y con mucho carácter pero muy amable y educada además de extremadamente simpática. No tuvimos un dialogo más que profesional pero ella fue muy agradecida por haberla acompañado con la Orquesta de Serrano y luego nos convocó para acompañarla en Chile.
También muy especial fue lo vivido con Nat King Cole. Al principio no nos dio bolilla. Tenía un joven que lo acompañaba y le traía agua y toallas para secar la transpiración. Ensayamos y los arreglos los traía todos él desde Estados Unidos. El hombre nos saludó a todos al entrar y ensayó los temas y recién cuando se terminó el ensayo vino a saludarnos uno por uno y nos dijo que éramos la mejor Orquesta con la que había tocado en la gira!! Un gentelman.

¿Cómo músico con quien le faltó tocar?

AS: No, se acabaron todos! Jajaja Ya toqué con todos los que quise tocar y ahora no sé quien más…. Pero sea quien sea de todos se aprende algo. Esto me hace pensar en los que no están, yo sentí mucho el fallecimiento de Dante Amicarelli.

¿Le haría alguna crítica a la nueva generación de músicos?

AS: A mí me gusta de todo porque siempre hay algo que se puede rescatar. Un arreglo, una intervención. El que se sienta en un atril nunca debe olvidar que debe leer bien, no tocar a destiempo con el resto, tener lectura, afinación y buen swing, tempo, educación musical, y todos seguir al líder del grupo o la orquesta.
Siempre busqué la exigencia, trabajar con gente competente y si toca mejor que yo, mejor para mí porque lo disfruto mucho más.
Debo reconocer que Juan Urquiza toca muy bien la trompeta y cumple estos requisitos que considero debe tener un buen músico.

¿La música seduce? ¿La sedujo a su esposa? (Llama a la esposa y le dice que queríamos saber si te seduje con la música) Muy amable la Sra nos responde que no era posible eso porque ella era tanguera y a él le gustaba el jazz. Sólo pensé a mí no se me escapa y finalmente como quería seducirla la saqué a bailar y ahí la invité a salir y listo porque yo no sabía bailar asi que me salió bien!! Imagínense que a los 18 años la conocí… ¡ya toda una vida!

¿Cómo vive la experiencia de ser convocado para formar parte de nuevas producciones?

as: La vivencia es que voy a tocar libre. A mí me gusta participar y trabajar sin egoísmos y puedo vivirlo así. Es un halago para mí tocar con músicos de la trayectoria internacional y ser convocado es todo un reconocimiento a la trayectoria. Con muchos grandes músicos nos hemos encontrado hasta en Japón y ahora estamos compartiendo experiencias en Buenos Aires… Así es la música!

Te puede interesar

google-site-verification: google5fe333d7a5080da2.html