Life in 12, el documental con la vida de Eric Clapton

Música Por
El cantante británico Eric Clapton cuenta su vida en crudas imágenes que muestran sus tragedias, sus adicciones y su obra.
Ver galería clapton
1 / 3 - clapton

En el marco del Festival TIFF 2017, el evento que durante diez días al año convierte a Toronto en la capital cinematográfica del planeta se presentó una película que se estrenará el próximo año. Su particularidad es que es un film con la vida del músico Eric Clapton, en la que cuenta todo lo que alguna vez se convirtió en rumor y luego en verdad no dicha.

El músico brítánico estuvo presente en la presentación de su documental autobiográfico llamado Life in 12 Bars  y al término de la primera proyección para el público, cerrada con una ovación de pie a sala llena de más de 300 personas, Clapton hizo un extenso y especial agradecimiento a Gustavo Santaolalla, el músico argentino y ganador de un Oscar, quien le compuso la música original.

Resultó muy precisa la mirada documental de la experimentada productora Lili Fini Zanuck sobre la apasionante y compleja vida de Eric Clapton, que a los 72 años decidió contar su historia a corazón abierto y sin usar metáforas o eufemismos para contar su larga adicción a las drogas y al alcohol y la tragedia de la muerte de su hijo Connor, que cayó al vacío cuando tenía cuatro años desde una ventana abierta en el piso 53 de un edificio de Manhattan. Ese hecho, según cuenta Clapton, fue el disparador de una recuperación que hoy lo encuentra en feliz matrimonio, con tres hijas y un compromiso muy fuerte de ayuda a quienes sufren las adicciones por las que pasó. No es raro que algunos músicos reconozcan sus excesos en este tipo de documentales, pero lo atípico aquí es cómo Clapton acepta exponerse a través de imágenes y películas caseras que lo muestran bebiendo o aspirando cocaína.

La película recorre la vida del artista de manera cronológica y convencional, elude los testimonios frente a cámara (sólo se escuchan voces en off) de colegas y amigos, recorre todas las etapas musicales del prodigioso guitarrista, además de dedicarle un capítulo muy extenso a la obsesiva relación que mantuvo con Patty Boyd, la mujer de su amigo George Harrison. “Aunque fue muy duro de contar y de ver, tenía que hacerlo de esta manera, con una exposición completa, sin ocultar nada”, dijo Clapton tras la función de anteanoche. Allí, sin mediar pregunta alguna, agradeció el “extraordinario e increíble” aporte musical que hizo al documental Gustavo Santaolalla, autor e intérprete de la música incidental que acompaña sobre todo los tramos más emotivos. Dijo que quiso sumarlo al proyecto a partir del recuerdo de su trabajo como autor de la música de películas como Babel y Biutiful (“la mejor que vi en mi vida”, señaló Clapton). “Ahora Gustavo y yo somos grandes amigos”, completó.

Te puede interesar

google-site-verification: google5fe333d7a5080da2.html