Un nuevo Louvre de 1000 millones en Abu Dabi

Inauguran un museo que lleva más de diez años de proyecto. Proyectado y construido por el arquitecto francés Jean Nouvel, la obra costó más de mil millones de dólares.

El rictus de extrañeza de Van Gogh parece acentuarse en la sala del Louvre de Abu Dabi en la que uno de sus autorretratos (pintado en 1887) ejerce de atracción principal.  Tras la visita del presidente francés,  Emmanuel Macron, el museo abrirá sus puertas al público tras 10 años de anunciado. (y cinco de retraso sobre el plan inicial). 

Levantado en la isla de Sadiyat, en el Distrito Cultural de la ciudad -donde también está prevista la construcción de un Guggenheim y un museo nacional-, el Museo Louvre de Abu Dhabi pretende ser mucho más que un museo: "Es un lugar de encuentro y conectividad global que hará del mundo y de las próximas generaciones algo mejor", ha asegurado Mohamed al Mubarak, presidente de la Autoridad de Turismo y Cultura de Abu Dabi.

Originalmente, el Louvre Abu Dhabi iba a inaugurarse en el año 2013, pero luego se postergó para el 2017. Todo comenzó en el año 2007, cuando Abu Dabi firmó un contrato con el gobierno francés para comprar el nombre del Louvre hasta el 2037 y construir un museo que sería diseñado por Nouvel. El proyecto costó más de 600 millones de dólares.

"Quise que este edificio reflejara un territorio protegido propio del mundo árabe y de su geografía", aseguró el arquitecto. Combinando arquitectura moderna y las tradiciones de la región, el museo evoca la voluntad de crear un espacio universal en el que todas las culturas se den cita. El efecto buscado es el "de un ágora", ha explicado Nouvel. A su alrededor se levantan los 55 cubos blancos que albergan las galerías, el restaurante y el resto de las zonas comunes. “Quiero pensar en el conjunto como en una medina árabe, con sus calles estrechas que separan las casas”, ha añadido el arquitecto, que defiende como estrategia la mimesis con las tradiciones constructivas del lugar frente a los edificios que caen como “paracaidistas”.

Lo cierto, la arquitectura de este museo toma como referencia la tradición y cultura local pero combinado con recursos de vanguardia. Así, su interior se inspira en los típicos zocos de Oriente Medio pero que se mezcla y matiza con el color blanco, las formas geométricas y una espectacular cúpula de 180 metros y 7.500 toneladas  bajo la que se extienden la mayoría de las galerías.

Desde el punto de vista artístico, el nuevo Museo Louvre de Abu Dhabi pretende que sus visitantes experimenten un viaje a través de la historia, desde el comienzo de la misma hasta el entorno globalizado en el que vivimos hoy. En total, sus galerías compondrán 12 capítulos, iniciando el recorrido con piezas de origen prehistórico, hasta llegar a obras de arte contemporáneas.

Como ejemplo, los visitantes descubrirán un brazalete de oro con figuras de leones realizado en Irán hace casi 3.000 años, también una esfinge griega arcaica, un broche hecho en Italia en el siglo V, y así hasta llegar a una pieza escultórica llamada fuente de luz realizada recientemente por el artista chino Ai Weiwei.

Fuentes: efe, el pais, la vanguardia

Te puede interesar

google-site-verification: google5fe333d7a5080da2.html