Pere Gimferrer, se llevó el XIV Premio de Poesía Federico García Lorca

Literatura Por
El escritor Pere Gimferrer (Barcelona, 1945) ha obtenido hoy por mayoría el Premio Internacional de Poesía Ciudad de Granada Federico García Lorca en su decimocuarta edición. Lea una de sus poesías.
Ver galería pere gimferrer2
1 / 2 - pere gimferrer2

El fallo destaca la "universalidad" de la obra del escritor catalán, al que define como un "renovador constante". A la decimocuarta edición del premio, que nació siendo el de mayor cuantía económica en su género, han concurrido un total de 50 autores de 19 nacionalidades propuestos por 87 instituciones.

La concejala de Cultura del Ayuntamiento de Granada, María Leyva, ha hecho público el fallo del jurado, que ha destacado la "universalidad de su poesía", la amplitud y capacidad para "conectar mundos antes no incorporados a la literatura" y que es un "renovador constante" en el último medio siglo en el ámbito español y europeo.

El alcalde de Granada, Francisco Cuenca, preside el jurado que ha reconocido la obra de Pere Gimferrer. El jurado, que ha tomado su decisión por mayoría, también ha estado integrado por el escritor Carlos Pardo, por la Fundación Federico García Lorca, entre otros expertos, y al que se incorporan este año críticos de periódicos del ámbito nacional.

El premio, dotado actualmente con 20.000 euros, en sus inicios fue el de mayor cuantía de los de poesía de habla hispana.

En anteriores ediciones, han sido reconocidos con el Premio Internacional de Poesía Federico García Lorca los poetas Ida Vitale, Rafael Cadenas, Rafael Guillén, Eduardo Lizalde, Pablo García Baena, Fina García Marruz, María Victoria Atencia, José Manuel Caballero Bonald, Tomás Segovia, Francisco Brines, Blanca Varela, José Emilio Pacheco, y Angel González.

Más sobre Pere Gimferre

Poeta, traductor y crítico literario español nacido en Barcelona en 1945.
Estudió Derecho y Filosofía y Letras en la Universidad de Barcelona.
A la edad de dieciocho años publicó su primer libro «El mensaje del tetrarca». Su maestría precoz fue reconocida en 1966 con el Premio Nacional de Poesía, por su libro «Arde el mar», constituyéndose en uno de los poetas más importantes de su generación. Desde 1970 utiliza exclusivamente el catalán para la poesía, si bien él mismo los ha traducido al castellano para ediciones bilingües.
En 1985 ocupó la vacante dejada por Vicente Aleixandre en la Real Academia Española. Obtuvo de nuevo el  Premio Nacional de Literatura en 1989, el Premio de Literatura Catalana, el Premio Ciudad de Barcelona, el Premio Cavall Verb de la Asociación de Críticos Españoles y el Premio de la revista Serra d'Or
En 1997 recibió el Premio  Nacional de Literatura de la Generalitat de Catalunya, en 1998 el Premio Nacional de las  Letras Españolas y en el año 2000 el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana.
«Marea solar, marea lunar» y «El diamante en el agua», son sus últimos poemarios.

Conjuro

Los guerreros más augustos ya son sombras
bajo la sombra del viejo encinar.
Cárdena crepita la noche.
Latigazos, ladridos, remotos rayos.
Chirrían las cornejas en el pozo ciego.
Guiarán al manso corcel de hielo.
La tormenta. El sol verde de aguas negras.
No me conozco. Es un lago el pecho muerto.
Bajel de oro, cadalso prieto del día.
Mi cuerpo, como la cuerda de un arco.
Ya labora el invierno, cuando rasga
las cortinas, teatro del mar.
Se enmascara tras las nieblas densas.
Arquero negro, detén tu paso.
Petrifícase el arquero de azabache.
La saeta conoce el derrotero.
Palmo a palmo mensuramos la fosa.
Fango y hojas nos daban la yacija.
Arde y arde el guante de oro del barquero.
La laguna, de nieve y azafrán.
No pensabas que fuera así de blanca.
Ahora vienen las huestes. Cielo allá,
las huestes vienen. Verdor de la encina
en los ojos vacíos, de cal llenos.

Te puede interesar

google-site-verification: google5fe333d7a5080da2.html