Derechos de autor en peligro de extinción

Música Por
Crece el malestar en la industria del libro y del disco por un proyecto para regular Internet. La llamada "ley Pinedo" busca garantizar la libertad de expresión, pero hay sectores que advierten que vulneraría los derechos de autor.
Ver galería derechos de autor
1 / 2 - derechos de autor

Crece el malestar en la industria del libro y del disco por un proyecto para regular Internet. La llamada "ley Pinedo" busca garantizar la libertad de expresión, pero hay sectores que advierten que vulneraría los derechos de autor.

El texto busca "garantizar la libertad de expresión y el derecho a la información, preservando los derechos al honor, a la intimidad y a la imagen de las personas, y cualquier otro derecho que resulte afectado". A propósito, uno de los titulares de las cámaras editoriales reacciona: "Se acordaron del derecho de honor y se olvidan de los derechos de autor".

El proyecto en cuestión está firmado por la senadora Liliana Fellner, del Frente para la Victoria quien unificó el proyecto que había presentado el Senador Pinedo de Cambiemos.

Ezequiel Leder Kremer, dueño de la librería Hernández, objeta el mismo asunto de la llamada “Ley Pinedo”. “En los últimos años la comercialización de contenidos piratas digitales ha aumentado exponencialmente al abono de las nuevas tecnologías. Redes sociales, plataformas y sitios de comercio electrónico constituyen el territorio virtual de la piratería. No se trata de espacios improvisados, contienen sofisticados mecanismos de pago, acciones de marketing y elaboradas construcciones de identidades digitales, para saber qué cosa ofrecer a quién”, describe el librero. “La edición pirata que en ese ámbito florece y se comercializa no reconoce un solo céntimo a toda la cadena del libro. Autor, traductor, corrector, diseñador, compositor, arte de tapa, en fin todo el proceso que organiza un editor se ignora tranquilamente al amparo de un pseudo anonimato digital. Sin embargo los sitios donde esto pasa se llevan una parte de lo pagado. Plataformas legales, conocidas por todos, cobran una comisión por alojar y vender contenidos truchos, libros piratas. Así las cosas los damnificados, a través de las cámaras del sector, han elaborado mecanismos para solicitar a las plataformas en su calidad de distribuidores y almacenadores responsables, la baja de estos archivos ilegales. La plataforma debe entonces actuar inmediatamente en consecuencia, haciéndose cargo de esto”.

Lo mismo opinaba el presidente de la Sociedad Argentina de Autores y Compositores (SADAIC) Atillio Stampone quein planteó la imposibilidad de la vía legal cada vez que se levante un audio que esté regido por la ley de Derechos de Autor.

Fuente CAL, lanacion pagina 12

Te puede interesar

google-site-verification: google5fe333d7a5080da2.html