El obelisco como lienzo de artista

Arte Por
Una vez más el obelisco se presta para eventos artísticos, esta vez fue el artista Milo Lockett quien le dejó una impronta para conmemorar el día nacional del vino.
milo pintando obelisco
Milo Lockett pintando el obelisco

En el marco de las celebraciones por el Día del Vino Argentino Bebida Nacional, se realizó este viernes 24 de noviembre en el Obelisco de la Ciudad de Buenos Aires una performance que unió vino y arte.

Desde las 21 hs, Milo Lockett dibujó y sus ilustraciones, inspiradas y dedicadas al vino y su cultura, se proyectaron sobre el icono argentino. La performance estuvo acompañada por la propuesta de DJ Villa Diamante y Rumbo Tumba, una fusión electrónica con base en instrumentos y sonoridades propias de Latinoamérica, que juntos recrearon.

Argentina es el único país vitivinícola del mundo que ha reconocido el rol cultural del vino, su carácter identitario y su valor como alimento.

En 2010, el Decreto Presidencial 1.800 declaró al vino como Bebida Nacional de la Argentina. Luego, en 2013, esta declaración fue ratificada por el Congreso de la Nación que sancionó, por unanimidad, la Ley Nacional 26.870.

Estas celebraciones están enmarcadas en el Plan de Promoción del Vino Argentino Bebida Nacional, fruto de un convenio entre el Ministerio de Agroindustria de la Nación y la Corporación Vitivinícola Argentina.

Los gobiernos de la Ciudad de Buenos Aires, de Mendoza y de San Juan, junto al resto de las provincias vitivinícolas, se unieron también a la iniciativa que promueve la difusión de la bebida nacional y de la actividad vitivinícola, dinamizadoras de las economías regionales del oeste argentino.

Este Plan Nacional quedó formalizado en septiembre pasado a través de la Resolución 253-E/2017 del Ministerio de Agroindustria de la Nación y contempla la realización acciones de comunicación, difusión turística, gastronómica y cultural, actividades en conjunto con otros alimentos icónicos argentinos como la yerba y la carne, todas realizadas en conjunto con organismos nacionales, provinciales y la Corporación Vitivinícola.

“El vino y el arte beben de la misma copa: los vínculos trascendentes como la amistad, la familia, el amor, los sentimientos que nos unen por sobre todas las diferencias. Por eso, es tan natural la relación entre expresiones del arte y el universo sensorial del vino y Milo Lokett lo expresa en todas sus obras, llenas de color y emoción, como una copa de vino argentino”, comentan desde el Fondo Vitivinícola Mendoza.

En simultáneo, otras ciudades celebraron el Día de la Bebida Nacional. En Mendoza y San Juan hubo degustaciones, música al aire libre, intervenciones en espacios públicos que convocaron a brindar con y por el vino argentino.

Te puede interesar

google-site-verification: google5fe333d7a5080da2.html